Belleza
10 consejos que realmente sí funcionan para que tu vientre luzca siempre plano
Belleza
Gases, digestiones pesadas, estreñimiento, entre otros son algunos de los factores que ocasionan la hinchazón de vientre. Nada más molesto e inoportuno para nosotras las mujeres, que soñamos con lucir un vientre plano. Y aunque ello depende de la genética, y pueden ayudar los ejercicios y una correcta alimentación, si además incluimos en nuestro día a día los siguientes tips, eliminaremos las molestias de un abdomen hinchado:
  1. Tomar caldos depurativos: Te ayudaran a eliminar los deshechos y a perder peso.
  2. Beber como mínimo dos litros de líquidos: Esto incluye además de agua baja en sodio, infusiones y zumos naturales.
  3. Emplear aceite de oliva: Si es virgen mejor, porque posee vitamina E, tonifica el hígado y ayuda a lubricar los intestinos.
  4. Mejorar la postura: Las malas posturas pueden causar más volumen del vientre. Caminar con los hombros hacia delante o sentarte mal, puede aumentar el volumen abdominal.
  5. No realizar deporte despues de comer: Si haces ejercicio mientras el cuerpo tu cuerpo está realizando la digestión entorpecerás el proceso y te sentirás hinchada.
  6. Utilizar métodos de cocción sanos: Procura cocinar al vapor, en olla a presión, papillote o wok.
  7. Colocar un cojín debajo del colchón: Eleva tu colchón unos 15 cm por la zona de los pies, así activarás tu circulazión y esistema linfático.
  8. Pasear 20 minutos al día: Caminar ayuda a drenar y a fortalecer músculos y tejidos. Cuando camines contrae el vientre.
  9. Piernas descansadas: Al finalizar el día recuéstate en el sofá con las piernas en alto.
  10. Evitar nervios y estrés: La ansiedad nos provoca comer más, casi sin masticar.

Un abdomen plano no solo beneficia tu imagen, sino también tu organismo:

  • Te ayuda a ganar vitalidad, ya que el cuerpo invierte mucha energía en eliminar toxinas. Sin este esfuerzo extra te sentirás menos cansada.
  • Tu piel se verá más joven y luminosa. Las toxinas que se acumulan en tu vientre también repercuten en el aspecto de tu piel. Cuando el cuerpo deja de retener líquidos y acumular toxinas, la piel queda más firme, tersa y luminosa. (Vía)