Belleza
Conoce tratamientos caseros para decirle adiós al cabello graso ¡inténtalo!
Belleza

El cuidado del cabello graso puede ser toda una complicación: a la noche lo lavas y queda precioso, como el pelo de las modelos de la televisión, pero al día siguiente amaneces como si no lo hubieras lavado hace días. ¡Qué incomodidad!

Por si esto fuera poco, existen muchos mitos dando vueltas. Se dice que no se debe lavar el cabello graso todos los días para no aumentar la grasitud que produce el cuero cabelludo, pero por otro lado, si no lavamos nuestro cabello… ¿cómo hacemos para que se mantenga fuerte, suave, brillante y sobre todo libre de grasitud?

Si eres una mujer que no puede domar el pelo graso, no te pierdas estos tips de tratamiento para el cabello graso que te enseñaremos a hacer a continuación: aprende a controlar la grasitud en tu cabello y siéntete mucho más cómoda con él.

  • Usa shampoo indicado para cabellos grasos o un shampoo suave. Estos promueven la sequedad en el cabello para evitar la grasitud.
  • Lava el cabello todos o casi todos los días para eliminar el exceso de grasitud, aunque presta atención: asegúrate de lavar sólamente el cabello, es decir, los mechones de pelo sin fregar el cuero cabelludo. Si te excedes en el lavado del cuero cabelludo, puede aumentar la producción de “grasa”.
  • Asegúrate de enjuagar bien el cabello con agua tibia o fria, que lo deja bien brillante. Es importante que enjuagues bien, pues a veces quedan restos de shampoo y eso aumenta la sensación de grasitud.
  • Si tienes el cabello muy graso, no uses acondicionador. O, al menos, aplícalo solamente en las puntas para quitar los nudos. También evita el uso de gel u otros productos.
  • Haz un tratamiento de aceite caliente directamente sobre el cuero cabelludo. Masajea suavemente y luego enjuaga correctamente el cabello.
  • Otro tratamiento efectivo puede ser en base a una mezcla de agua con un poco de vinagre: aplicas esta mezcla sobre el cabello, sin mojar el cuero cabelludo. Pero como el olor a vinagre puede ser demasiado fuerte para tu cabellera, puedes optar por aplicarte en el cabello una mezcla de agua y limón. Esta fruta siempre ha sido utilizada en el tratamiento para el cabello graso.
  • No cepilles tu cabello con frecuencia, ya que hace que el cuero cabelludo produzca más grasitud.
  • Sigue una dieta saludable y bebe mucha agua. La salud de nuestro organismo se refleja en la salud de nuestro cabello.

Si logras incorporar estos hábitos en el tratamiento para el cabello graso, no dudes que lucirás una cabellera más brillante, suave y limpia por mucho más tiempo.

(Con información de I Mujer)