Belleza
¿Por qué no debería usar un exfoliante granulado?
Belleza

Exfoliar tu cuerpo es lo que necesitas para lograr que la piel se vea muy suave y mucho más tersa. Pero no todos los exfoliantes son los adecuados para tu cutis, sobre todo cuando se trata de aquellos que son granulados. ¿Quieres saber por qué? Entonces no dejes de leer el siguiente artículo.

¿Qué contienen los exfoliantes granulados?

Contienen enzimas, las cuales son componentes activos biológicos que se extraen de diferentes frutas. Estas enzimas tienen la capacidad de despegar y digerir la proteína muerta, que son las células de la piel en bruto. Sin embargo, no siempre son buenos, pues no son aptos para todo tipo de piel, especialmente cuando se trata de pieles sensibles que no toleran ningún tipo de peeling o exfoliaciones mecánicas, ya que pueden provocar irritaciones o enrojecimiento que deriva en dolorosos eccemas.

¿Por qué es mejor no usarlos?

Usar los exfoliantes granulados no es una forma muy eficaz de exfoliar el rostro u otra parte del cuerpo. Por lo general, este tipo de productos está pensado para pulir las células muertas de la piel y no eliminarlas. Inclusive su preparación también puede traerte problemas, porque necesitarás agregar agua y si tienen muy poco líquido, tu piel quedará vulnerable. Puede que no lo notes en un principio,  pero se llenará de pequeños cortes microscópicos. Es probable que en un principio no te des cuenta, pero con el paso del tiempo empezarás a sentir molestias o irritaciones a causa de dichas heridas.

En cambio, si tienen mucha agua no harán su trabajo y el resultado no será el que estabas esperando. Esto te obligará a repetir el tratamiento con mucha más asiduidad que de costumbre y esto no es bueno para tu piel, pues como sabrás la exfoliación de cualquier parte del cuerpo se debe hacer como máximo dos veces a la semana para evitar que tu cutis se reseque demasiado y quede extremadamente sensible.

Es muy simple establecer una comparación práctica, pues el uso de exfoliantes granulados en la piel es similar al de las lijas en los muros: solo rayan la superficie y es necesario realizar mucha más fuerza, lo que termina dañando la pintura (en este caso, tu piel).

En el caso de que aun así decidas usar los exfoliantes granulados, te recomiendo que tengas siempre a mano tu crema hidratante nocturna. Recuerda además no abusar y, si puedes, busca un exfoliante más suave que sea el indicado para tu tipo de piel.

Te recomiendo: Cómo exfoliar la piel y dejarla perfecta

¿Qué opinas del uso de exfoliantes granulados? ¿Sigues pensando en utilizarlos?

Fuente: imujer.com