Bienestar
Aprende a ejercitar tu cintura
Bienestar

Moldear la cintura: Mantenernos en forma no es solo una cuestión de estética. Practicar deporte con regularidad nos proporciona beneficios físicos, emocionales y hasta espirituales, porque nos hace sentir mejor con nosotros mismos. Al ejercitarnos el cuerpo segrega unas hormonas llamadas serotonina y endorfina, las cuales se encargan de darnos energía, reducir el estrés y producen en nosotras una sensación de bienestar y relajación.
Una de las partes del cuerpo que más preocupa a las mujeres es la cintura, ya que si esta es estrecha, significa que nuestro abdomen es plano (o casi) y que todo lo que llevemos nos sentará de maravilla. Para ayudarte a conseguir una cintura moldeada en esta oportunidad te detallamos una rutina fácil y rápida:
-Siéntate con las piernas flexionadas y la espalda erguida. Haz que tu brazo derecho se aproxime al izquierdo sin doblar la espalda. Repítelo 15 veces con cada brazo, manteniendo la espalda recta para no lastimarte.
-Conserva la misma posición y coloca tus manos atrás de la nuca. Lleva los codos hacia las rodillas en sentido contrario: el codo izquierdo a la rodilla derecha y el codo derecho a la rodilla izquierda. Haz 30 repeticiones con cada lado.

ejercicio moldear cintura
-Echada boca arriba con las piernas flexionadas y las manos detrás de la nuca. Trata de llevar tu codo izquierdo hacia la rodilla derecha y viceversa, intentando concentrar el esfuerzo en el estómago y nó en el cuello.
-Colócate de pie con la espalda recta. Ayúdate con un palo de escoba o vara, sujetándolo con las dos manos por detrás de los hombros. Comienza a girar hacia la derecha y hacia la izquierda. -Debes realizar este ejercicio 30 veces por cada lado.
-En la misma posición, de pie, dobla ligeramente las rodillas, manteniendo la espalda bien recta pero sin arquearte. Con la cabeza derecha mira hacia el frente. Mantén la vara detrás de tus hombros y bájala hacia la derecha y hacia la izquierda como si quisieras llegar al suelo.
-Utiliza una cuerda. Mantén la espalda recta, sujeta los extremos con las manos y sube los brazos. Inclínate a la derecha y a la izquierda, mantén la posición unos segundos mientras expulsas el aire y vuelve a la posición inicial inspirando. La cuerda debe estar tensa y los brazos sobre la cabeza. –Realiza series de 10 con cada lado. (Vía)