Bienestar
Cuídate del sol y no te conviertas en un adicto al bronceado
Bienestar

Esas horas interminables en la playa, una piscina o parque, entregado a los rayos del sol que poco a poco van calentando la piel y pueden sumirlo en un estado de relajación pueden ser adictivos.

Científicos en Estados Unidos publicaron un estudio en la revista Cell en el demuestran cómo los rayos de sol estimulan la producción de endorfinas en la piel. Resultados que lo llevaron a concluir que broncearse puede causar adicción.

El equipo de la escuela de medicina de Harvard dijo que sus experimentos con ratones demostraron que la exposición repetida de rayos UV produjo adicción en los animales.

No obstante, otros expertos consideran que describir esos resultados como “adicción” sería ir muy lejos.

En el pasado se ha sugerido que las personas pueden llegar a ser adictas al sol.

Un estudio sobre las camas de rayos UV arrojó que cerca de uno de cada tres participantes cumplían con la definición de adicción.

Mientras que otras pruebas mostraron que incluso podían aparecer los síntomas de abstinencia, como nausea, nerviosismo y temblores, cuando a los aficionados al bronceado se le daba un fármaco para tratar la adicción.

(Con información de BBC)