Bienestar
La dieta que evita que se caiga el pelo y luzca sano y brillante
Bienestar
  • En la almohada, en la ducha, en el sofá, en el abrigo… Encontrar cabellos sueltos en alguno de estos lugares es habitual en esta época del año. No en vano, el otoño es la estación, no sólo de la caída de las hojas, sino también del cabello, debido a un proceso de regeneración natural, según la Academia de Española de Dermatología y Veneorología. Sin embargo, existen ciertos factores que pueden agravar esta caída, como pueden ser el estrés laboral, personal o físico (ejercicio intenso o trabajo duro) y los desequilibrios hormonales.

“El estrés y la vida que llevamos eleva los niveles de insulina a causa de la generación de cortisoles, que es la hormona anti-estrés. Por eso nos apetece más alimentos con carbohidratos dulces o salados con alto índice glícemico. Esta ‘mala’ alimentación nos puede llevar a muchos problemas en nuestro organismo entre ellos la pérdida de cabello”, explica Emma Hermida, directora de Clínicas Corporación Capilar, quien además hace hincapié en que una parte estructural del pelo está compuesta por proteínas. Por eso, alimentarse de nutrientes esenciales como vitaminas y minerales es vital, no sólo para evitar la caída del cabello, sino también para que el pelo luzca sano, brillante y bonito.

 

Vitaminas para evitar la caída del cabello

 

Vitaminas del Grupo A. Puede encontrarse en los pescados, la leche, los huevos, la manteca, el hígado y los vegetales de color verde oscuro, además de las zanahorias. Tal como explica la Dra. Hermida, ayuda a fortalecer el cabello y estimula su crecimiento de una forma natural, además ayuda a regenerar los tejidos, entre los que figura el cuero cabelludo. Es especialmente buena para los cabellos secos.

 

Por su parte, Alfonso Higón, Director General de Armonía Cosmética Natural, destaca las propiedades antioxidantes de la vitamina A, que además actúa contra el envejecimiento cutáneo y controla los efectos negativos de los radicales libres. “Es vital para la producción de sebo y la prevención de problemas como la caspa, la deshidratación capilar o perdida de cabello. Es necesario equilibrar el consumo de ésta vitamina ya que su exceso puede provocar el efecto contrario, la caída de éste”, explica.

 

Vitaminas del Grupo B. Se encuentra en la levadura de cerveza, las yemas de huevo, los cereales integrales y las vísceras de animales. “Es importante en la producción de hemoglobina que nos lleva oxígeno a las células del organismo. Si tomas estas vitaminas aseguras que los folículos pilosos reciben suficiente oxígeno para mantenerse sanos”, comenta la directora de Clínicas Corporación Capilar.

 

Además, la B5 (pantenol) impide la caída del pelo y ayuda a evitar la pérdida de la coloración capilar.

 

La vitamina B6 es importante en la prevención de la caída de cabello y produce melanina que es la sustancia que da el color al cabello. La encontramos en levadura de cerveza, el hígado, los vegetales, los cereales integrales y las vísceras de animales.

 

La vitamina B3 (ácido nicotínico) estimula el crecimiento del cabello y hace aumentar la circulación sanguínea. Está en la levadura de cerveza, pollo, pavo, pescado, carne y germen de trigo.

 

“Sin duda las vitaminas del Grupo B son las imprescindibles para el cabello”, revela el Dr. Higón.

 

La Biotina, también llamada vitamina B8, es necesaria para la acción de ciertas enzimas esenciales en los procesos de duplicación celular, por ello se utiliza para el crecimiento celular, según explica el Director de Armonía Cosmética Natural. “Aunque su absorción no sea fácil sobre la piel y cuero cabelludo, su deficiencia es una de las principales causas de la calvicie. Además, interviene en la producción de queratina (cuida el color y brillo del cabello) y a su vez ayuda a evitar la caída”, aclara.

 

Vitaminas del Grupo C. Reside en los cítricos, en los pimientos rojos, el mango, las fresas, el kiwi, el melón, el ananá y las hortalizas verdes. “Es el nutriente principal para la producción del colágeno, una parte esencial de la fibra del cabello”, explica la Dra. Hermida.

Alfonso Higón, por su parte, asegura además que la falta de esta vitamina puede ocasionar que el cabello se rompa y se debilite. Por ello la ingesta de estos productos ayuda a fortalecer el cabello.

Vitaminas del Grupo E. Se encuentra en los frutos secos, huevos, nueces, verduras de hojas verdes como espinacas y brócoli, la soja, en las coles de Bruselas, en aceites vegetales y en el germen de trigo. “Favorece el sistema inmunológico, aumenta la capacidad de renovación y crecimiento de cabello, es la responsable del suministro de sangre al cuero cabelludo, lo tonifica y ayuda a la absorción de oxígeno”, revela la Dra. de Clínicas de Corporación Capilar.

 

Vitaminas del Grupo H (biotina). Reside en la levadura de cerveza, el arroz, la avena, el maiz, la cebada, la soja y la leche. “Es un buen suplemento de la vitamina B, interviene en la producción de queratina que cuida el color del cabello, ayuda a controlar la generación de grasa del cuero cabelludo, previene que se reseque y se rompa y permite dar al cabello mayor elasticidad”, explica Hermida.

Minerales para evitar la caída del cabello

Los minerales son esenciales para tener un cabello sano y bien nutrido.

El zinc es imprescindible para el crecimiento del cabello, estimula la reproducción celular y la reparación del tejido del cabello. Es muy buenos para aquellos que tienen el cabello con una textura fina y sin brillo. Lo podemos encontrar en mariscos, huevos, ostras, levadura de cerveza y germen de trigo, pescados y carnes.

El magnesio nos ayuda en los procesos metabólicos de energía en la salud del cabello. Activa las reacciones enzimáticas. Y lo podemos encontrar en las almendras, el plátano, el trigo, las castañas, los dátiles y las espinacas.

El azufre es importante para fortalecer el pelo débil y quebradizo. Favorece la síntesis de la queratina y el colágeno. Lo encontramos en las carnes blancas y en el hígado, huevo, almendras también en verduras y frutas.

El hierro se encuentra en las carnes rojas, las espinacas y la verdura y es importante para la oxigenación del cuero cabelludo y la pigmentación del cabello.

El cobre es básico para la síntesis de la melanina del pelo, este mineral lo encontramos en los mariscos, las espinacas y las nueces.

El selenio ayuda a combatir los radicales libres. Lo encontramos en pescados.

Las sales minerales garantizan la buena calidad y la fortaleza del cabello. Se encuentran en las espinacas, los cereales, el pan integral y los frutos secos.No hay que olvidar que la dieta más adecuada para tratar la caída del cabello tenemos que considerar el porcentaje de macronutrientes corresponden a cada caso. Por eso la Dra. Hermida suegiera que la mayor parte de los mismos sean hidratos de carbono un 48%, lípidos 35% y proteínas un 17%.

 

Eso sí, ambos expertos insisten en que si se va a realizar una dieta específica para el cuidado del cabello, siempre ha de estar controlada por un experto para que ésta no tenga efectos secundarios en nuestro organismo.

 

(Con información de http://www.mujerhoy.com/)