Bienestar
Todo lo que debemos saber sobre las depilaciones
Bienestar

Se recomienda la cera por varias razones: mayor duración, debilitamiento del folículo y composición natural. Sin embargo es un método desaconsejado para quienes tienen várices u otros trastornos circulatorios, personas con mucha sensibilidad o problemas en la piel y durante el embarazo.

Existen varias marcas y presentaciones de ceras, desde los potes que se calientan al Baño María hasta las tiras de cera fría presentadas sobre papel celofán. Sea cual sea su elección tenga en cuenta estos pasos:

Prepare las piernas con anticipación y frótelas con un guante de crin o material vegetal para que los vellos no se encarnen. Hágalo con intensidad un día antes de la depilación y al otro día con mayor suavidad.
Utilice la cera sobre la piel limpia y libre de productos como cremas hidratantes y nutritivas; de esta manera tendrá un mejor “agarre”.
Compruebe la temperatura si emplea cera caliente. Las quemaduras y el maltrato en la piel son muy comunes, especialmente si no se cuenta con mucha práctica.
Trabaje sus piernas desde los pies hacia arriba. Si le es posible pida ayuda para obtener una mejor depilación en la cara posterior de las piernas y en las nalgas.
Esparza la cera en el sentido del nacimiento del vello pero retírela en sentido contrario. Procure dar un solo tirón y no volver a aplicarla sobre un área ya depilada. Si queda algún pelito quítelo con las pinzas.
Si desea depilar la zona del bikini tenga en cuenta que el vello púbico cumple la función de proteger los órganos genitales, y que al ser eliminado esta área queda más expuesta a infecciones y otros problemas. En este caso conviene cortar un poco el vello y depilar la mínima cantidad.

Ensaye retirarlo con las pinzas y siguiendo la línea donde estará el elástico del bikini.
Una vez termina la depilación aplique un producto refrescante o hidratante.
Si las piernas van a estar expuestas al sol, es mejor que se depile 1 ó dos días antes.

Una mezcla muy agradable que deja la piel limpia y deliciosamente suave. Utilícela una vez por semana (si lo desea en todo el cuerpo), para eliminar la piel muerta y ayudar a respirar la nueva.

Ingredientes

3 a 4 cucharadas (50 g) de mantequilla de maní

5 cucharaditas (25 g) de sal fina de cocina

1 cucharadita de aceite de almendras

1 cucharadita de aceite de oliva

Preparación y aplicación

Vierta todos los ingredientes en un recipiente y revuelva muy bien, hasta que obtenga una textura delicada y ligeramente pastosa.
Limpie con una toalla humedecida sus piernas y caderas.
Aplique la mezcla masajeando especialmente las áreas más conflictivas, por ejemplo las rodillas. El masaje tiene que ser ascendente (desde los pies hasta la cintura o el cuello), circular y más bien suave, aunque debe percibirse el roce de la sal sobre la piel.
La mejor manera de retirar esta exfoliante es en la ducha y con abundante agua tibia. Luego seque la piel y aplique un producto hidratante.
Dos ideas para las rodillas

Los siguientes tratamientos requieren constancia en su aplicación. Puede ser utilizados igualmente en codos y rodillas para tratar la piel áspera, oscura y escamosa.

Ingredientes

1 limón maduro y fresco

Un poco de azúcar

Parta el limón a la mitad y esparza sobre la pulpa el azúcar. Este ingrediente, junto con las sustancias aclaradoras del limón, retira las células muertas y actúa como un exfoliador.
Frote ½ limón en cada rodilla. Si va a emplearlo también en los codos, entonces son necesarios 2 limones. Hágalo de 2 a 3 minutos y enjuague con abundante agua tibia. Termine con una crema humectante.
Otra opción muy sencilla y un poco más reforzada en hidratación

Ingredientes

3 cucharadas de aceite de almendras o de oliva (si tiene disponible aceite de jojoba, mejor)

3 cucharadas de miel

3 cucharaditas de jugo de limón

Preparación y aplicación

Mezcle todos los ingredientes en una fuente para integrar sus componentes naturales.
Esparza esta fórmula en codos y rodillas realizando un suave masaje. Permita que actue entre 3 y 5 minutos.
Enjuague con abundante agua tibia.
Tratamiento para después de la depilación

Ayude a la recuperación de su piel con esta sencilla fórmula. Recomendamos emplear la panela, pero también puede sustituirla por azúcar morena.

Ingredientes

5 a 10 cucharadas de panela rallada o de azúcar morena

Unas gotas de naranja

Preparación y aplicación

Vierta en una fuente la panela o el azúcar morena.
Agregue unas cuantas gotas de naranja y revuelva. La idea es lograr una consistencia más bien pastosa.
Esparza la mezcla sobre la piel recién depilada y deje que trabaje entre 15 y 20 minutos. Después retire con abundante agua tibia. (Vía)

piernas1-300x177 exfoliante-codos-y-rodillas-300x248 exfol-piernas-300x251 Depilacion_con_cera_aplicar