Cine y Teatro
Chataing: Me da miedo que me gane la autocensura
Cine y Teatro

Las madrugadas de Luis Chataing no son las mismas desde hace tres semanas cuando nació su hijo. “Me las tiene vueltas un pasticho, pero estoy acostumbrado, porque no era que antes de su nacimiento yo dormía mucho”.

No sólo la gravidez de su esposa lo mantenía alerta, sino que tenía varios motivos para no dormir bien: “El programa de televisión, tengo que pararme muy temprano para ir al de radio y la situación del país no me hacía dormir ‘como un bebé’”.

Mientras se prepara para volar con su monólogo a Bogotá, Atlanta y Chile, también madura la idea de escribir un libro, con una rutina humorística, dedicado a su hijo.

Sorprendió que editorializó en su programa propósito del llamado blackout informativo de la televisión, y que ha dedicado el espacio no al entretenimiento sino a hablar y entrevistar sobre la situación del país.

Hace tiempo que dejé de estar en radio y la televisión por farándula. Estoy por oficio. Antes que nada soy venezolano y lo que pasa en el país me toca. No he dudado en hacerlo y la autocrítica que tenga que hacer, la haré donde sea. No podía salir en el programa como si nada estuviera pasando. Y menos sin decirlo.

No obstante, hay gente que estando delante de las cámaras no lo ha hecho. Tal vez, por temor a perder su trabajo.

No me produjo, ni me produce, el menor temor hacerlo. Más miedo me da que me gane la autocensura. Soy de oposición y eso se sabe desde siempre. Prefiero dormir con la conciencia tranquila que con temor. Eso me hace feliz.

Hubo quien pensó que eso marcaría su salida del canal.

No quiero ser autocrítico con Televen, porque los canales privados pasan por un momento crítico. Pero tampoco podía quedarme callado ante lo que estaba sucediendo. Hablé con los ejecutivos y entendieron el momento. Me dieron la libertad de hablar.

A mediados de 2013 se comentó que su salida era una de las condiciones que se ponía para la renovación de la concesión, pese a que eso se ha negado.

Ciertamente eso se dijo bastante, pero no creo que sea necesario llegar a ese punto, porque jamás pondría en riesgo a una planta televisiva completa. Preferiría renunciar y eso lo saben ellos.

El circuito para el que trabaja (Unión Radio) también ha sido blanco de críticas. Sin embargo, en su programa matutino no se ha privado de comentar lo que sucede.

Así como lo hice en el canal, en la radio hablé y ellos también entendieron. Diariamente, tengo una responsabilidad durante cinco horas (el programa va de 6 a 11 am). La gente entiende que soy un ser humano como cualquier otro. (Via)