Comunidad
MiniNota de Hoy
Comunidad

Nadie pone en duda el abrumador rechazo a la gestión de Maduro. Una agobiante crisis económica y social tiene afectada a toda la población. Por donde uno pasa siente y percibe el malestar a flor de piel. Se propaga a una alta velocidad y penetra en todos los ámbitos de vida. Entra a los hogares, las oficinas públicas y los cuarteles. La indignación ha impregnado todo el tejido nacional. Su efecto demoledor no se detiene en simpatías políticas. La víctimas de este modelo obsoleto y fracasado somos todos, claro está, se  salvan de esta debacle un pequeño grupo de privilegiados. Aquellos que por 16 años han liderado el saqueo al erario y hoy tienen en buen resguardo su fortuna mal habida. Ha sido tal el volumen de dinero que ha pasado por el tesoro, que otras aves de rapiña, aunque en menor escala, mediante la corrupción y el peculado, han sabido apertrecharse y ahora pueden sobrellevar este difícil momento. También tenemos a los eternos trepadores que, con magistral acierto, la oposición ha bautizado como los “enchufados”. Una casta burocrática compuesta por funcionarios de alto rango, jerarcas militares y un selecto grupo de la nomenclatura peseuvista, en fin, toda una caravana de incompetentes y malversadores que gozan de escoltas y gastos de representación, abultados viáticos y demás privilegios con los que la cúpula madurocabellista le retribuye su incondicionalidad y obsecuencia. Esta situación se discute en la ciudad y en al campo. En las aulas universitarias y en la calle. En las oficinas de los ministerios y en las instalaciones militares. Por eso, quienes piensan que las Fuerzas Armadas intervendrán para desconocer la voluntad popular del próximo 6 de diciembre, están equivocados. El estamento militar padece los efectos de esta tormenta y es lógico que también aspire a una rectificación.

 

Buenos días. Alegría, fe y optimismo!

 

A votar el #6D #19STodosPaLaCalle #VenezuelaQuiere #Cambio

 

Fredy Rincón Noriega

 

@ferinconccs

fredy rincon noriega