Comunidad
Vecinos de la candelaria le dicen “No a la Represión”
Comunidad

Simpatizantes del oficialismo y personas que adversan al Presidente Nicolás Maduro decidieron unificarse para expresar su condena a la represión que han ejercido los cuerpos de seguridad de Estado, dejando como saldo hasta el momento 22 fallecidos, 2248 heridos y 1254 detenidos (cifras extraoficiales). Los caraqueños dibujaron la silueta del líder Tupamaro Juan Montoya ultimado el 12 de febrero a pocos metros de una sede de la Defensoría del Pueblo en Candelaria, afirmando que no hay muertos rojos o azules sino venezolanos víctimas de la violencia.

Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, explicó que las protestas ciudadanas tiene como objetivo exigir soluciones a los graves problemas sociales que vive el país, como son la inseguridad, escasez de alimentos, corrupción e impunidad. “Lo que queremos demostrar hoy que esto no es una confrontación entre oposición y chavismo sino del pueblo enardecido por tantos años de engaño contra un Gobierno ineficiente que usa la represión como arma para callar la voz del ciudadano”, dijo.

Rojas destacó que condenan la violencia venga de donde venga, porque los muertos tanto víctimas de la violencia política como de la implacable inseguridad, además de los 22 fallecidos en medio de las manifestaciones, caen 60 personas presas del hampa los fines de semana solo en Caracas. “Cuando alguien recibe un disparo de malandros nadie le pregunta a qué partido pertenece, o cuando chavistas u opositores salen a la calle reclamando la falta de comida y son reprimidos no hay diferencia ideológica. Somos venezolanos que estamos a merced de un gobierno fascista y mentiroso”.

Reveló que hay pruebas contundentes que el pasado 12 de febrero los asesinatos de Bassil DaCosta y Juan Montoya fueron cometidos por funcionarios de los cuerpos de seguridad del estado, esto debe tener como resultado que quienes controlan la seguridad en el país deben recibir todo el peso de la ley. “Juancho cayó muerto al lado de las Escuela de Derechos Humanos de la Defensoría del Pueblo asesinado por un Sebin, algo que es paradójico y que demuestra los criminal del Gobierno. Gabriela Ramírez en vez de justificar torturas debería unirse a los ciudadanos y pedir la renuncia del ministro Miguel Rodríguez Torres”, aseguró.

El luchador social de la Asamblea de Ciudadanos de Candelaria señaló que seguirán en las calles de forma pacífica, creativa pero contundente colocando los problemas sociales en la palestra, porque la inseguridad escasez de alimentos no distingue entre chavistas u opositores. “La lucha es por un pueblo unido que reclama una mejor calidad de vida y ser protagonista de las transformación que necesita Venezuela”.

“Colectivos violentos siguen sembrando terror en Candelaria y el centro de Caracas”

Por su parte Joel Ferreira, vecino de Candelaria, informó que este sábado en medio de volanteos en abastos y en plena plaza denunciando el grave desabastecimiento de comida que sufre el país fueron atacados por grupos paramilitares que sin distinguir edad arremetieron contra los vecinos. “Esas personas usan la violencia para infundir miedo en los ciudadanos que creábamos conciencia de la grave crisis económica que vivimos, golpearon señoras de la tercera edad y mostraban armas de fuego bajo la mirada impune de la PNB”, sentenció.

 

Foto1025 IMG00851-20140309-1021 cMG00402-20120728-1039 hMG00870-20140309-1228