Deporte
Alcides Escobar: “Quiero un título de bateo”
Deporte

Alcides Escobar tuvo una campaña perfecta en las Grandes Ligas este año. El venezolano fue titular en el Juego de Estrellas, Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, ganó la Serie Mundial y el martes fue galardonado con el Guante de Oro como el mejor campocorto del joven circuito.

¿Se podrá superar el año que viene? “No lo sé”, contesta vía telefónica desde su residencia en Miami. “Es muy temprano para empezar a pensar en eso. Ahorita quiero vacaciones, tiempo con mi familia… Tenemos un equipo muy bueno, muy joven y con mucho talento. Ya lo hemos demostrado en los últimos tres años. Pero será cuando lleguemos al Spring Training cuando empezaremos a plantearnos metas más concretas y hacer planes. Lo que sí te puedo decir es que todavía quedan sueños y yo sé que si estoy saludable puedo hacer cosas como estas y más”.

De niño, Alcides siempre soñó con jugar pelota profesional y, una vez que llegó al mejor beisbol del mundo, comenzó a establecerse metas cada vez más altas. Ahora, cuando a sus 28 años parece haberlo alcanzado todo, el torpedero se mantiene ambicioso.

“Me encantaría un título de bateo”, confesó. “Creo que es lo único que me falta. Lo pienso mucho porque sé que no es fácil. Hay que trabajar. Día a día tienes que jugar con el corazón porque solo así Dios te recompensará”.

Un premio para la familia

Tras tres temporadas mostrando su excelencia defensiva y siendo considerado para el premio Guante de Oro, finalmente llegó el año en que Escobar fue reconocido como el mejor campocorto de la Americana.

“Estoy muy contento por ese premio. Esa fue la mejor manera de cerrar el año. Fue un año súper importante, de muchos logros y pude cerrar con broche de oro”, dijo. “Creo que la clave fue el apoyo de mi familia y por eso esto se lo dedico a ellos. En los últimos tres años había quedado entre los finalistas pero no había podido ganar. Yo sabía que Alcides Escobar se podía ganar un Guante de Oro en cualquier momento y agradezco a Dios este premio”.

El torpedero se alzó con el galardón junto a sus compatriotas José Altuve y Salvador Pérez. Junto a Altuve emuló lo hecho por Manny Trillo y David Concepción en 1979, cuando dos criollos fueron los mejores defendiendo la segunda base y el campocorto.

“Ganar el Guante de Oro con él es algo muy especial para los dos”, aseguró Escobar. “Ya habíamos jugado juntos en el Juego de Estrellas y eso fue bien importante para nosotros, nuestro país y familias”.

Un gran astro

El segunda base más pequeño de las Grandes Ligas se convirtió en el más grande cuando consiguió su primer Guante Oro. “Estoy muy contento”, dijo vía telefónica desde Valencia. “He trabajado duro para mejorar mi defensa. No estaba pensando en el premio pero sí en que podía mejorar y lo logré”.

Al igual que para Alcides, Altuve considera un honor estar al lado de Concepción y Trillo. Sin embargo, no planea seguir sus pasos. “Yo he admirado a muchos peloteros y es un orgullo estar al lado de ellos pero yo no quiero parecerme a nadie. Yo soy José Altuve”, sentenció.

Este año, cuenta el camarero, trató de jugar más inteligente, no tratar de hacer jugadas espectaculares sino las de rutina. Lo logró y así avanzó con sus Astros por la postemporada.

“Esto aumenta las expectativas para 2016”, dijo. “Individualmente se puede decir que ya he logrado los premios más importantes pero quiero ser consistente. Quiero seguir mejorando hasta que el equipo gane la Serie Mundial”.

El rey de la receptoría

Salvador Pérez se alzó con el Guante de Oro por tercer año consecutivo y para Alcides es un premio más que merecido.

“Salvador es increíble”, exclamó el campocorto. “Es uno de los mejores catchers… O, bueno, el mejor de las Grandes Ligas. Verlo jugar todos los días es algo que te deja sin palabras. Todos quisieran verlo jugar y yo tengo esa oportunidad. Es un muchacho que juega demasiado duro y con el corazón”.

“La clave de todos mis logros ha sido el trabajo fuerte y la dedicación”, dijo, por su parte, Pérez. “Primero que todo agradezco a Dios, Él le da fuerzas a uno y estoy súper contento. Para mí es un orgullo estar entre las grandes figuras de Venezuela”.

Además, el careta criollo se unió al miembro del Salón de la Fama, Johnny Bench, como los únicos en ganar el MVP de la Serie Mundial y el Guante de Oro en el mismo año.

“Es algo importantísimo para mí. Estoy súper agradecido. Ahora debo seguir trabajando fuerte para conseguir más logros”, concluyó.

 

Con Información de: El Universal / Andreina Salas Guzman