Deporte
Amarga copa vinotinto que dejó bases para la eliminatoria
Deporte
La era de Noel “Chita” Sanvicente al frente de la Vinotinto en partidos oficiales comenzó con mucha fuerza y cargado de esperanza al derrotar a Colombia 1-0 en el primer partido de la Copa América que se disputa en Chile.

Desaforadamente, ese impulsó tuvo un freno inesperado luego de caer ante la selección de Brasil 2-1, más allá del resultado, por el juego mostrado y que selló el adiós de los criollos del torneo.

Ante los cafeteros, Venezuela evidenció un buen juego colectivo, relevos defensivos, presión y combinación entre los jugadores de ataque, aspectos que se extrañaron en el último duelo de la fase de grupo.

Incluso, en la derrota ante Perú 1-0, la selección nacional dejó buenas sensaciones al dominar el partido hasta la expulsión de Fernando Amorebieta (minuto 29). La representación patria controló los ataques incas con uno menos en cancha y llegó a la zona de ataque en contragolpe. La única clara que tuvo Pizarro, luego de una pelota que no pudo despejar Rincón, sentenció el duelo.

Los tres duelos en Chile dejaron una idea más clara del juego que apunta Venezuela para la eliminatoria mundialista que arranca en octubre. Antes, la selección jugará par de encuentros amistosos, uno confirmado contra Jamaica en Cachamay.

Lo que dejó la Copa  

Portería resguardada: Alain Baroja se quedó con el puesto bajo los tres palos por encima de Dani Hernández. El arquero del Caracas FC tuvo un trabajo solvente. Sacó varias con destino a gol y no tuvo culpa en los tres tantos que recibió.

Lateral izquierdo: Amorebieta hizo el trabajo en defensa, pero se pierde una opción de ataque debido a la poca proyección de quien naturalmente es un central. Gabriel Cichero tomó su puesto luego de la expulsión ante Perú y fue centro de ataque de los rivales. Todavía no ha vuelto a la forma que por un momento le dio la titularidad.

Buenas combinaciones arriba, pero…: Ronald Vargas y Alejandro Guerra se vieron bien acoplados en la Copa hasta el cambio obligado del primero (sacrificado por la entrada de Cichero tras la expulsión de Amorebieta) ante Perú. Juan Arango se hizo presente en algunas combinaciones, como en el gol ante Colombia, y dio pista para pensar un buen mediocampo que le lleve balones a Salomón Rondón, pero el delantero por largos ratos se vio muy aislado en la competencia regional. Desde la banca, Josef Martínez y “Miku” Fedor tampoco hicieron buena compañía al “Gladiador”.

Futuro de Arango: El capitán de la selección dejó claro que su continuidad en el combinado no es segura y se reunirá con Sanvicente para dilucidar su futuro. Aunque no pesó como en otras veces, está claro que su calidad no es fácil de sustituir. Además, es una opción para la primera línea de volantes y su zurda sigue representando peligro en los tiros libres.

Remates y pelota parada: Ambas armas fundamentales en otras versiones de Venezuela fue casi inexistente en esta oportunidad. Vargas, Guerra, Arango, jugadores de buena pegada, probaron poco desde fuera del área. César “Maestrico” González intentó sacarle jugó a este aspecto mientras estuvo en acción.

Experiencia sobre la juventud: Los cambios que realizó “Chita” dejaron claro que prefirió jugársela con piezas de mayor rodaje que con los de menos kilometraje. “Maestrico” y Fedor tuvieron la primera opción desde el banco por encima de piezas como Jhon Murillo y Gelmin Rivas, por citar un ejemplo, y que pudieron aportar otro tipo de juego.

Material para las eliminatorias: Mantener un nivel estable para la eliminatoria suele ser complicado por lo largo del proceso, en el que hay que armar las convocatorias basado en las condiciones del rival, del lugar del partido, sanciones, lesiones, entre otras cosas. Al grupo que fue a la copa no pudieron estar por diversas razones jugadores como Mario Rondón, Christian Santos, Rómulo Otero, Jeffrén Suárez, entre otros, quienes cuentan con la calidad para aportar a los objetivos de Venezuela.

Fuente: Líder en Deportes