Deporte
Cristiano y el reto del Camp Nou
Deporte

Entre la ansiedad de volver a brillar y la necesidad de imponer su figura para frenar el regreso de la mejor versión de su gran rival, el argentino Lionel Messi, comparece Cristiano Ronaldo en un Camp Nou donde marcó en ocho ocasiones, con el reto de conducir al Real Madrid a un golpe de efecto, informó Efe.

El rostro de Cristiano ha ido cambiando durante la semana. Siente que es uno de esos partidos decisivos, en los que nadie puede acusarle de esconderse porque dará todo lo que tiene por brillar y ayudar a su equipo en una cita trascendental en el pulso por la Liga. Pasó de la incomprensión a unos silbidos de la afición del estadio Santiago Bernabéu, a recuperar la sonrisa en entrenamientos de alta intensidad.

Carlo Ancelotti aprovechó la ventaja de no tener partido entre semana para hacer que sus pupilos entrenasen dando el máximo cada día para llegar en un tono físico superior a su rival. Es el terreno en el que más cómodo se encuentra Cristiano, que disfruta en el sufrimiento físico y quiere borrar de la memoria del aficionado un arranque de 2015 alejado de su verdadera imagen.

En la cabeza de un Cristiano que ha optado por no hablar hasta final de temporada ante los medios, como castigo a lo publicado por su fiesta de cumpleaños tras el 4-0 del Vicente Calderón, aún resuenan los silbidos de aficionados que castigaron ante el Levante más que sus errores en el remate, su actitud en el terreno de juego, sus gestos de continua pelea con el mundo. Son fruto de su imagen, alejado de su verdadera pegada, con nueve goles en catorce partidos disputados este año. Sin dejar su huella en siete encuentros.

De tener once goles de ventaja sobre Messi en la clasificación de goleadores de la Liga BBVA, a estar por detrás del argentino. Del liderato cómodo del Real Madrid a una irregularidad que le bajó del primer puesto. Cristiano quiere hablar en el campo y silenciar con tantos decisivos el aluvión de especulaciones que se desatan de sus momentos grises. Una frase de incredulidad a la grada y se lanzan campañas de una posible salida a final de temporada.

En sus duelos ante el gran enemigo, el Barcelona, hay más derrotas que victorias, diez por seis en un total de 22 encuentros disputados por Cristiano en los que dejó catorce dianas. Ocho de ellas en un Camp Nou en el que marcó en seis de sus siete últimas visitas. Siempre decisivo.

Su leyenda la muestran sus números, lo que consigue en menos años que futbolistas que marcaron época vestidos de blanco. Tan sólo Paco Gento marcó en más ocasiones que Cristiano en el Camp Nou, catorce tantos por los ocho del portugués, para los que ‘la galerna del Cantábrico’ necesitó 21 encuentros por diez partidos de Ronaldo en la Ciudad Condal.

Como ha ocurrido en todas las clasificaciones históricas del Real Madrid de goleadores, Cristiano tiene por delante tan sólo a Alfredo Di Stéfano y Raúl González en goles marcados en los Clásicos. Puede superar los quince tantos que consiguió Raúl, está a uno solo, y acercarse a los 18 que dejó ‘la Saeta’.

El Real Madrid le necesita y Cristiano está ante uno de esos partidos que preparar de una forma especial, sintiendo las miradas de todo el planeta futbolístico en un nuevo pulso con Messi. El actual ‘Balón de Oro’ y ‘Bota de Oro’ tiene el reto de levantarse en el mejor escenario posible para el madridismo.

 

Fuente: EL UNIVERSAL