Deporte
Día decisivo para los Navegantes del Magallanes
Deporte

Valencia.- “Magallanes está para la pelea”. Así resumió Félix Pérez el encuentro en el que los Navegantes se impusieron 10-4 a Caribes de Anzoátegui y forzaron el séptimo juego de la serie semifinal.

La nave llegó al José Bernardo Pérez a luchar contra la marea para mantenerse en la lucha por el título y lo logró gracias a una gran apertura del dominicano Adrián Salcedo y a su poderosa toletería que, guiados por Alex Romero, explotaron al pitcheo de la tribu con 16 hits.

Los orientales se habían ido arriba con tres carreras en el tercer episodio pero la respuesta de Magallanes no se hizo esperar y en la parte baja de ese mismo inning anotaron una para recortar la ventaja.

En el quinto, Romero conectó un jonrón de dos carreras, Frank Díaz pegó sencillo remolcador de dos más y Jairo Pérez y Ronny Cedeño impulsaron una cada uno para cerrar el rally de seis carreras.

Cedeño trajo una más al plato en el séptimo y el refuerzo Félix Pérez fue el encargado de poner la guinda en el pastel con un cuadrangular en el octavo que sentenció el encuentro.

Pérez se mostró aliviado con el vuelacerca que fue apenas el tercer imparable que conecta con el uniforme de los Navegantes. “Agradezco la confianza del cuerpo técnico y la directiva de mantenerme como cuarto bate pese a mi bajo rendimiento. Por fin pude responder”.

“La ofensiva estuvo a la altura”, opinó el manager, Carlos García. “Esperamos que a partir de hoy (ayer) Pérez pueda producir más, Díaz hizo un trabajo extraordinario y Romero demostrando que es la bujía ofensiva del equipo”.

Sobre el pitcheo, García no puede estar más que satisfecho. El dominicano Adrián Salcedo llegó al país el lunes con la responsabilidad de mantener al Magallanes con vida y cumplió la tarea al lanzar cinco innings en los que permitió cuatro hits y tres carreras -todas sucias- para llevarse el triunfo.

“Aunque cometimos errores, el equipo jugó muy bien”, continuó “El Almirante”. “El pitcheo estuvo impecable y ahora vendremos mañana (hoy) con el mismo ánimo a ganar”.

¿Cómo enfrentar el juego decisivo? “No tenemos nada que perder pero sí mucho que ganar”, dijo Félix Pérez. “Caribes es un equipo difícil y no se pueden cometer errores pero estamos preparados”.

TIBURONES AGRESIVOS
Caracas.- Si algo han demostrado que saben hacer los Tiburones de La Guaira es remontar juegos. Anoche, en el estadio Universitario ante la mirada de 8.910 fanáticos repitieron la dosis para vencer 5-3 a los Tigres de Aragua y forzar así al séptimo y decisivo juego que dará el boleto a la gran final.

Los Tigres emboscaron a Alexis Candelario y en el tercer acto tenían a los escualos contra las cuerdas con la pizarra 3-0. Sin embargo, en el cuarto episodios los bates salados pudieron descifrar los envíos de abridor bengalí, Marcus Walden, para igualar las acciones.

“En ese inning salí más concentrado al plato. Sabíamos que estábamos abajo y que debíamos atacar en una o dos entradas para empatar el juego”, comentó Carlos Sánchez, quien en el séptimo episodio se vestiría de héroe al sacudir su tercer cuadrangular de la semifinal para darle la ventaja a La Guaira.

“Estaba tratando de poner la bola en juego. Salí a buscar un pitcheo que estuviera en strike para mantener el inning vivo”, explicó el segunda base.

“El bullpen trabajó de maravilla y nos permitió reaccionar”, celebró Sánchez.

El zurdo José Alvarado se subió en el montículo en el cuarto episodio y frenó la toletería bengalí durante 1.2 episodios.

“El manager me dio las gracias por el buen trabajo que hice, me dijo que me pusiera listo que mañana (hoy) me va a usar de nuevo. Yo estoy listo física y mentalmente para salir a guerrear contra los Tigres”, comentó el novel zurdo.

Luego de Alvarado trabajaron el dominicano Yohan Yan y el zurdo Víctor Gárate sin complicaciones. Sin embargo, el manager Buddy Bailey le dio la confianza al cerrador Gregory Infante desde el octavo inning. El derecho no lo defraudó y se acreditó el juego salvado, luego de no lanzar en los últimos nueve días.

“Yo siempre me he mentalizado en estar listo para cualquier situación que el manager me necesite, así sea en un sexto, séptimo, octavo o noveno episodio, cada vez que él me ha puesto en la lomita yo he salido a dar el cien por ciento de mí”, declaró Infante.

Bailey resumió el compromiso en una frase: “El bullpen y Carlos Sánchez marcaron la historia”.

 

Con Información de: El Universal