Deporte
El Atlético, la defensa más imponente de Europa
Deporte

Una primera vuelta con ocho goles en contra realza al Atlético de Madrid y su funcionamiento defensivo, el más imponente ahora en Europa por la exigencia del torneo, la Liga española, y por los números, sólo superados por Dínamo de Kiev, en Ucrania; Zrinjski, en Bosnia, y Lincoln, en Gibraltar.

Los tres, en competiciones inferiores a la española, son las únicas excepciones en todo el continente. El Dínamo de Kiev, con seis goles en contra en 16 encuentros; el Lincoln, en una Liga menor, la antepenúltima en el ránking UEFA, con cuatro tantos en 14 duelos; y el Zrinski, con siete en 18 partidos de la Liga bosnia.

El Ferencvaros, líder en Hungría, igual que el Atlético con ocho goles en contra en 19 jornadas, completa los únicos cuatro ejemplos a lo largo de Europa que, a estas alturas de temporada, mejoran o equilibran los potentes registros atrás del club rojiblanco, aunque con la diferencia del nivel de sus ligas respecto a la española.

No hay más equipos en ese sentido con el rendimiento defensivo del Atlético en toda Europa, en ninguna de las 54 asociaciones y sus competiciones nacionales que agrupa la UEFA. Ni en ninguna de las cinco grandes Ligas. Ni en España ni en Alemania ni en Inglaterra ni en Italia ni en Francia. Tampoco ocurre en Portugal ni en Rusia.

El Bayern presenta peor media de goles en contra que el Atlético, con 8 tantos en 17 jornadas; al igual que el París Saint Germain en Francia, con 9 en 20 encuentros, el Tottenham en Inglaterra, con 16 en veinte choques; el Inter de Milán en Italia, con doce goles en su portería en 19 duelos, y el Sporting de Lisboa, con 9 en 17 choques.

El sistema defensivo en el Atlético es esencial desde la llegada del entrenador argentino Diego Simeone al banquillo rojiblanco, a finales de 2011. Su firmeza y contundencia atrás y su intensidad han sido algunas de sus señas de identidad desde entonces, además de otras virtudes en el resto de líneas para ganar cinco títulos.

“Los equipos nosotros los creemos desde una solidez defensiva, que no es de la defensa, sino del equipo, y la contundencia ofensiva, que tampoco es sólo de la parte ofensiva”, decía el técnico el pasado 4 de diciembre, cuando el Atlético ya había iniciado una serie casi incontestable de 12 triunfos en 14 duelos.

Los movimientos tácticos del engranaje defensivo son un aspecto en el que cada pretemporada pone mucha énfasis el técnico en las primeras semanas de preparación con el objetivo de que su equipo sea un bloque compacto que ocupe los espacios de la forma más productiva y no dé ninguna concesión a su adversario, sea cual sea.

De hecho, eso es lo que más le cuesta a los fichajes ofensivos que llegan al club a la hora de acoplarse. Le ocurrió al principio de la pasada temporada al francés Antoine Griezmann, hoy por hoy indispensable para el Atlético; y al inicio de ésta a hombres como el argentino Luciano Vietto o el belga Yannick Carrasco. EFE