Deporte
El baloncesto llora a Anthony Mason
Deporte

Anthony Mason, el combativo alero que fue un muro defensivo con los Knicks de Nueva York en los 90, falleció ayer. Tenía 48 años.

 

El portavoz de los Knicks, Jonathan Supranowitz, confirmó el deceso de Mason. No se informó la causa del fallecimiento, pero había recibido tratamiento recientemente por un problema cardiaco.

 

Mason fue galardonado con el premio al mejor suplente de la NBA en 1995 con un equipo de los Knicks que fue eliminado en la segunda de los playoffs contra los Pacers de Indiana. La ferocidad con la que jugaba, junto a Charles Oakley y el estelar pívot Patrick Ewing, le convirtieron en uno de los jugadores más queridos en Nueva York.

 

“Te vamos a extrañar hermano”, escribió Oakley en su cuenta de Twitter.

 

Sus promedios – 10,9 puntos y 8,3 rebotes- no reflejan la verdadera dimensión de su juego.

 

Mason jugó con Nueva York entre 1991-1996. Quedó en el mejor equipo defensivo de la liga en 1997 con los Hornets de Charlotte, su equipo hasta 2000. Fue seleccionado a su primer Juego de Estrellas en 2001 como integrante del Heat de Miami.

 

“Anthony Mason fue un modelo de perseverancia para todos los jugadores que luchan por tener una oportunidad en la NBA”, dijo el comisionado Adam Silver. “Los fanáticos y jugadores admiraron su tenacidad en defensa y su capacidad para generar ofensiva”.

 

Mason deslumbró a los aficionados venezolanos en su paso por la LPB. Jugó en 1991 con los Marinos de Oriente, a quienes ayudó a conseguir su primera corona. En 33 partidos promedió 23.8 puntos, 11 rebotes y 3.8 asistencias.

 

con información de ELNACIONAL