Deporte
El Real Madrid busca recuperar la confianza y el fútbol
Deporte

El Real Madrid recibe al Schalke 04 en el Santiago Bernabéu con la tranquilidad de sentir el pase a cuartos de final de Liga de Campeones en el bolsillo tras el 0-2 de la ida y la necesidad de recuperar confianza con un buen partido, para finalizar una crisis de identidad y de falta de fútbol.

La eliminación de Copa del Rey y la pérdida de liderato en la Liga están empeorando el 2015 por cada partido que juega el Real Madrid. La pérdida de confianza en un estilo que era imbatible y condujo a los mismos jugadores a un récord histórico de 22 triunfos consecutivos ahora les han convertido en vulnerables ante cualquier rival. Carlo Ancelotti quiere dar por finalizada la crisis con un buen encuentro ante el Schalke que calme todo antes de afrontar la decisiva visita liguera al Camp Nou.

Tiene dos partidos para recuperar autoestima el Real Madrid, un Schalke al que tiene tomada la medida en Liga de Campeones y la visita del Levante del domingo en Liga, antes de encarar el Clásico. Los afronta Ancelotti manteniendo su estilo, sin querer tocar el sistema 4-3-3 tan criticado en los últimos encuentros por el bajón de rendimiento de los “intocables” Gareth Bale, Cristiano Ronaldo y Karim Benzema. “No cambiamos nuestra identidad”, aseguró el técnico italiano, que irá hasta el final con el dibujo en el que piensa mejor explota las cualidades de sus delanteros.

Los malos resultados de este año han coincidido con las lesiones de jugadores importantes. Para recibir al Schlake regresa un jugador cuya dimensión ha crecido en su ausencia, el croata Luka Modric, que disputará cuatro meses después de caer lesionado, la última media hora del partido. También tendrá minutos el alemán Sami Khedira, mientras que la vuelta de Sergio Ramos tendrá que esperar hasta el domingo en Liga.

Ancelotti no ve cansancio en el alemán Toni Kroos y ha decidido correr el peligro de que reciba una amarilla que le haga perderse la ida de cuartos de final. Está apercibido, como el brasileño Marcelo, que sí puede tener descanso para la entrada del portugués Fabio Coentrao. La afición del Bernabéu no falla nunca a una cita europea y el estadio presentará una gran entrada pese al resultado de la ida. Muchos juzgarán el mal momento por el que pasan sus jugadores. De momento han señalado a Ancelotti y el italiano asume el destino de un técnico.

“Cuando un equipo no está jugando bien es responsabilidad del entrenador al cien por cien, igual que cuando se gana el mérito del entrenador es cero”, ha dicho.

Mientras, el Schalke llega al duelo contra el Real Madrid sin mayores esperanzas y consciente de que, salvo un milagro improbable, la única meta es lograr una eliminación honrosa.

El 0-2 encajado en la ida en el Veltnis Arena hace que para un pase a cuartos el Schalke tenga que lograr una gran remontada en el estadio Santiago Bernabéu lo que, al menos públicamente, algunos jugadores descartan que pueda ocurrir. “No podemos lograrlo, pensar en la clasificación no es realista”, dijo el centrocampista Max Meyer para evitar un ataque de euforia de los seguidores después del 3-1 logrado el sábado ante el Hoffenheim.

Meyer fue la estrella de ese partido, marcó dos goles, y mañana seguramente estará en el campo como titular en lugar del sancionado Kevin Prince Boateng. Ese 3-1 ante el Hoffenheim mejoró los ánimos en el Schalke tras la derrota ante el Real Madrid y, sobre todo, tras la goleada por 3-0 encajada en el derbi de la cuenca del Ruhr ante el Borussia Dortmund después de un mes sin conocer la victoria.

En ese panorama, la idea parece ser viajar a Madrid a gozar del partido. La única baja segura es Boateng, por sanción. En torno al capitán Benedikt Höwedes y a Eric-Maxim Choupo Moting hay ligeras dudas pues salieron tocados del último partido del Schalke.

Alineaciones probables:

Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Varane, Pepe, Marcelo; Kroos, Illarramendi, Isco; Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema.

Schalke 04: Wellenreuther; Höwedes, Matip, Nastasic; Uchida, Fuchs; Neustädter; Barnetta, Meyer; Choupo-Moting, Huntelaar.

Árbitro: Damir Skomina (SLV).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Hora: 20.45. EFE