Deporte
España ya emprendió vuelo a Brasil
Deporte

La selección española madrugó para emprender viaje de Washington, ciudad en la que ha estado concentrada cinco días y disputó su último amistoso antes del Mundial 2014, hasta Curitiba, donde tras diez horas de vuelo establecerá su ‘cuartel general’ en Brasil para la primera fase.

 

España cambiará la cálida temperatura de Washington, donde a puertas del verano ha disfrutado de una media de 25 grados, por el invierno de Curitiba donde le espera la lluvia. Lo hará con el segundo vuelo de larga duración, tras las nueve horas de Madrid a Baltimore, aeropuerto desde el que partirá rumbo a Brasil donde inicia la defensa de la corona mundial.

 

A las 8:30 horas de la mañana España abandonó su hotel de concentración en Washington, el Mandarín Oriental, para desplazarse en autobús con una amplia escolta policial hasta el aeropuerto de Baltimore donde fue escoltado hasta la misma pista de aterrizaje para que los internacionales españoles no perdieran ni un minuto en llegar al avión.

 

Después de la experiencia en el Mundial de Sudáfrica y los largos viajes de madrugada, el cuerpo técnico de la Roja optó por viajar de día tanto de España a Estados Unidos como ahora a Brasil, y evitar el ‘jet lag’. Los 23 internacionales españoles volverán a volar en el mismo avión, con todas las comodidades y unos asientos que se convierten en cama, para poder ir cómodos las diez horas de vuelo.

 

A las 20:55 horas está previsto el aterrizaje del vuelo con el que la vigente campeona del mundo llega a Brasil para iniciar una nueva aventura en un Mundial. El domingo no habrá entrenamiento para los jugadores, que quedarán concentrados en Cajú en la ciudad deportiva del Atlético Paranaense.

 

Tras el segundo triunfo por 2-0 ante El Salvador, tras el firmado ante Bolivia, los 23 elegidos de Del Bosque están en perfectas condiciones, incluidos Juanfran Torres y Diego Costa, que despejaron en el amistoso las dudas sobre su estado, y Jordi Alba, que arrastra unos problemas de ampollas en el pie izquierdo.
EFE