Deporte
Garbiñe Muguruza apura su preparación ante su debut el martes
Deporte

Garbiñe Muguruza encara la recta final de su preparación ante el comienzo del Abierto de Australia, el lunes, con optimismo a la vista de la evolución de sus molestias en la planta del pie izquierdo que le obligaron a retirarse en su primer partido del torneo de Brisbane.

“El pie está mucho mejor”, dijo hoy Muguruza en las instalaciones de Melbourne Park tras un suave entrenamiento. “Es una molestia que he tenido otras veces y gracias a que he tenido varios días de descanso noto que está evolucionando bien. Así que espero estar bien para mi partido de primera ronda”.

Muguruza, que tuvo que retirarse por ese problema ante la estadounidense Varvara Lepchenko en Brisbane hace diez días, ha ido progresivamente adecuando su carga de trabajo a la cercanía de su debut, que será el martes ante la estonia Anett Kontaveit, número 86 del mundo.

Será el primer enfrentamiento entre la número tres mundial y Kontaveit, una jugadora de 20 años que solo ha disputado veintitrés partidos en el circuito profesional, al que se incorporó en 2014, con quince derrotas. Los datos apuntan a un debut cómodo para la española si no se resiente de la lesión.

Garbiñe Muguruza se mostró animada y con deseos de empezar el primer Grand Slam de un año que prevé “interesante y duro”, después de que el pasado fuese el de su confirmación como tenista de élite al ganar dos títulos, ser finalista en Wimbledon y subir al tercer lugar de la clasificación mundial.

“Quiero ver cómo voy lidiando con todas las cosas nuevas que van pasando”, comentó la hispano-venezolana, que en la última edición del Abierto de Australia fue eliminada en tres sets en la cuarta ronda por la estadounidense Serena Williams, número uno del mundo y máxima favorita en Melbourne.

Sobre la posibilidad de que la presión de ganarlo todo pueda afectar a Williams, fue contundente: “Todos me preguntan por esto, pero la realidad es que ella sigue dominando. Yo voy a centrarme en mantener mi mejor nivel, el nivel con el que acabé el año. Eso es todo”.

Garbiñe Muguruza admite que llega a Australia “sin expectativas”, igual que el resto de tenistas. “Todas empezamos de cero, es un nuevo año. Es genial llegar como número tres mundial, demuestra que puedo estar ahí. Y siento la presión que me pongo yo. No más. Vamos a ver lo que puedo hacer. Voy a intentar jugar buenos partidos, pero no tengo mucho más que decir”, explicó.

Desde que ocupa la tercera posición del ránking mundial asume que se ha convertido en centro de atención. “Todo el mundoestá como esperando mucho de mi. Creo no va a ser fácil, porque sigo creciendo y cada día van pasando cosas nuevas. Tengo curiosidad por cómo voy a ir manejando todas estas cosas nuevas y como voy a reaccionar en pista”.

Habló también de cómo se ha consolidado su relación con el francés Sam Sumyck, su entrenador. “La verdad es que nos comunicamos muy bien. Tenemos una buena conexión. Congeniamos muy rápidamente y todo sigue muy bien. Es muy profesional y realmente quiero aprender lo que tiene que enseñarme”.

Sumyck fue el preparador de Victoria Azarenka cuando la bielorrusa ganó en Melbourne en 2013 y 2014. “Lo sé; se lo conté”, indicó Garbiñe Muguruza, que en caso de superar a Kontaveit jugará en segunda ronda con la belga Kirsten Flipkens o la croata Mirjana Lucic-Baroni. EFE