Deporte
Hogar Vinotinto
Deporte

De punta en blanco. Así luce el Centro Nacional de Alto Rendimiento, donde la selección nacional se encuentra concentrada desde hace dos semanas preparando lo que será su participación en la Copa América de Chile 2015, que arranca el 11 de junio. Como si de un hotel cinco estrellas se tratara, el personal que trabaja en el sitio se preocupa porque la estancia de la vinotinto en Margarita sea lo más agradable posible.

Por: Sergio Silva.

Desde el ingreso al lobby del gigante recinto, ubicado en el sector Los Robles, se siente el ambiente vinotinto. Una gran cantidad de fotos de las diferentes selecciones nacionales adornan las paredes de la amplia entrada del CNAR, donde están haciendo vida jugadores como Ronald Vargas, Christian Santos, Andrés Túñez y Grenddy Perozo, entre otros. Probablemente hoy se sumarán el capitán Juan Arango y Nicolás “Miku” Fedor.

Una vez dentro del CNAR, los jugadores se sienten como en un fortín. Aislados del fuerte calor insular gracias al aire acondicionado central que funciona en todo momento, los jugadores disfrutan entre otras cosas de un equipado gimnasio, comandado por José Luis Ursual, donde se encuentran máquinas de primer nivel, sistemas de entrenamiento Fitwall, trotadoras y hasta un sauna para luego de los entrenamientos.

Para el momento de descanso, los jugadores y el cuerpo técnico cuentan con una sala de descanso, que se asemeja a una cancha de fútbol con grama artificial y un arco en la entrada, equipada con televisores con canales por cable, mesa de pool, de tenis de mesa, de dominó, entre otras, donde pasan el tiempo, especialmente en la noche después de los entrenamientos.

A la hora de comer, la vinotinto no tiene que preocuparse por la escasez de alimentos que hay en el país. Los miembros de la cocina, de la mano de la nutricionista de la selección, Mariana Iglesias, se encargan de proporcionar una dieta completa para los jugadores, que degustan los diferentes platos en un amplio comedor. También tienen la opción de reunirse en la fuente de soda ubicada en el quinto piso del edificio.

Pero la parte más importante del recinto son las tres canchas de entrenamiento que se encuentran en el CNAR (dos de grama natural y una de césped sintético). La vinotinto viene realizando sus sesiones en la cancha principal, a la que los jugadores llegan a través de un túnel que conecta con el primer piso del edificio, donde se encuentra el amplio camerino de la selección absoluta, que cuenta entre otras cosas con varios jacuzzis.

Emilio Neira, coordinador general del CNAR, asegura que más adelante está planificado construir tres canchas más de fútbol, además de varias canchas de fútbol sala y una de fútbol playa. Además, se planea construir un nuevo edificio de habitaciones, otro para la lavandería y uno más para los trabajadores de la instalación.

Los empleados que laboran actualmente en el Centro de Alto Rendimiento, que está en funcionamiento desde hace seis meses, pueden variar, dependiendo del evento que le toque recibir, comenta Neira. Durante esta concentración de la vinotinto, el personal de mantenimiento general no baja el ritmo de trabajo para tener todo a punto.

El sábado, la vinotinto dejará atrás la comodidad del CNAR para marcharse a Argentina (Mendoza), donde proseguirá su preparación para la Copa América, y luego se mudará a Rancagua para terminar de afinar los detalles antes de debutar el 14 de junio ante Colombia.

Fuente: El Universal