Deporte
Llegó el Panda
Deporte

Cuando Pablo Sandoval llegó el año pasado al campo de entrenamiento de su nuevo equipo, los Medias Rojas de Boston, en Fort Myers, Florida, no sabía que la esperaba un año de controversias y con sus números ofensivos más bajos de su carrera. Para febrero de 2015, todo era felicidad para “El Panda”, venía de ganar la Serie Mundial con los Gigantes, había firmado un contrato millonario y se encontraría en el dogout con sus amigos David Ortiz y Hanley Ramírez.

El antesalista quiere dejar ese escenario en el pasado y ayer se presentó a los Spring Training, cuando todavía no era una obligación para él, debido a que estos días están destinados para recibir a lanzadores y receptores.

Por supuesto, la presencia del jugador nacido en Puerto Cabello llamó la atención de los reporteros que estaban en Fort Myers, quienes tuvieron que dejar de perseguir por un momento al estelar David Price o a la promesa del montículo Eduardo Rodríguez, para fijar la atención en la extrovertida figura que tiene en su espalda una firma de 95 millones de dólares.

Al igual que el año pasado, su físico fue noticia, pero en esta oportunidad proyectó una imagen positiva al exhibir unos cuantos kilos menos. “Yo no hice algo por mi peso. Yo hice justo mi trabajo e intenté hacer todo lo que podía hacer para todo lo que tiene que ver con el juego”, comentó el venezolano tras su arribo al estado de Florida.”En toda el receso no trabajé solo para perder kilos, sino ser mejor, mejor en mi posición, como yo digo, trabajé en ser un atleta”, concluyó el ganador de tres anillos de Serie Mundial.

La presencia de Sandoval también fue captada por el manager de los patirrojos, John Farell, quien no se mostró sorprendido por el nuevo aspecto de su defensor de la esquina caliente. “Yo le dije a ustedes (Los periodistas) que después que lo visité en enero, que se veía en mejores condiciones. Yo me reuní con cada uno de los jugadores luego que terminó la campaña anterior y todos ellos tenían un plan de trabajo distinto y que tenían que cumplir durante el receso”, explicó el manager campeón de la campaña 2013.

Con su primer entrenamiento, Sandoval demostró que cumplió con la palabra de su manager al hacer swings desde ambos lados del plato, con la intención de retomar su condición de bateador ambidiestro. “Esto era lo que necesitaba Pablo, regresar al campo de entrenamiento en mejor condición física. Cuando alguien trabaja para estar en una mejor forma, probablemente también pierde peso. No se el número específico de libras que puede tener menos, nosotros no le vamos a exigir eso” relató el mandamás del dogout de Nueva Inglaterra. “Es un mensaje claro para Pablo, mientras esté en mejor condición, más va a producir para nosotros”, concluyó Farell.

 

Con Información de: El Nacional / Ronald Rojas