Deporte
Maradona podría ser juzgado por difamación
Deporte

Diego Armando Armando Maradona podría ser juzgado por la vía penal por dañar la reputación de Equitalia, la sociedad pública que se ocupa de recaudar los impagos fiscales que le acusa de una deuda de 40 millones de euros.

La Fiscalía de Roma solicitó la celebración de un juicio, una decisión que recae sobre la juez Chiara Giammarco, que comunicará el 18 de marzo si envía a juicio al exjugador del Nápoles por difamaciones contra Equitalia y su expresidente, Attilio Befera, realizadas en 2012.

El fiscal Nicola Maiorano, según medios italianos, acusa a Maradona de haber dicho repetidamente, tanto en intervenciones públicas como en entrevistas, ser “víctima de una persecución instrumental por parte de Equitalia”, a la que acusó de utilizar “documentación falsa y procedimientos irregulares”.

Su abogado, Angelo Pisani, también podría ser juzgado por haber difundido, de igual manera, estas supuestas difamaciones.

Respuesta 

Tras conocerse las intenciones de la Fiscalía romana, el “Pibe de Oro” contestó a través de una carta enviada a su abogado Angelo Pisani en la que subrayó que “no hubo violación ni mucho menos difamación” en sus testimonios contra esta sociedad italiana que se ocupa de la recaudación de impuestos, porque “el derecho a defenderse está contemplado en la Constitución”.

“Maradona solo ha ejercido legítimamente en las sedes competentes su derecho a defenderse y a denunciar su inocencia”, subrayó Pisani, en declaraciones recogidas por los medios locales, al tiempo que justificó que el argentino “fue una víctima mediática de reclamos injustos e infundados”

Los abogados de Equitalia, Emilio Ricci y Antonella Follieri, denuncian una “gran campaña denigrante” por parte de la prensa, que, según aseguran, describen a la sociedad como “un ente injusto y prevaricador”.

Acusan al jugador de haber “alimentado también el clima de agresividad que se ha creado en torno a la sociedad y que ha culminado en graves atentados y daños hacia los dirigentes y el personal”.

 

EFE