Deporte
Nadal sufrió pero clasificó ante Coric
Deporte

Rafael Nadal se cansó de empapar en sudor sus oscuras camisetas con patrones de camuflaje militar.

En una cancha que podría haberse confundido con sauna por la atosigante humedad, el español obtuvo el lunes su primera victoria en este Abierto de Estados Unidos al imponerse 6-3, 6-2, 4-6, 6-4 ante Borna Coric, un croata de 18 años que a priori asomaba como un exigente rival para un estreno en el último torneo grande de la temporada.

“Estoy feliz de volver y de avanzar”, dijo Nadal, entrevistado a pie de cancha en el estadio Arthur Ashe y con el tema de Rocky como su banda sonora.

Número 35 del mundo, Coric era el rival de más alto ranking que Nadal había enfrentado a la hora de debutar en un Grand Slam en su carrera.

Además, Coric podía presumir de haberle ganado a Nadal, por sets corridos en octubre pasado en el torneo bajo techo de Basilea.

Ese fue el último partido disputado por Nadal en 2014, una temporada marcada por problemas físicos. Una dolencia en la muñeca derecha le impidió defender su título en Flushing Meadows y luego fue diagnosticado con una apendicitis.

Octavo preclasificado en este US Open y campeón de 14 grandes, Nadal recurrió a la agresividad para doblegar al tenista más joven dentro de los 50 primeros del ranking de la ATP. La táctica se reflejó al ganar 16 de los 17 puntos en la red.

“Tengo que volver a ser más agresivo. Si no lo hago, no tendré opciones en el futuro”, dijo Nadal. “Aunque me cuesten derrotar, tengo decidido seguir haciéndolo”.

En una temporada en la que su aureola de campeón indomable se ha visto menguada, Nadal dominó con su derecha.

Pero como ha sido habitual en 2015, el Nadal que titubea apareció y eso le costó perder el tercer set al cometer un par de dobles faltas que le dieron al croata una oportunidad que no dejó pasar.

El español no tardó en enderezar el duelo. Luego indicó que acusó un bajón causado por un golpe de calor y perdió energía: “Soy un jugador que suda mucho y con días tan pesados y húmedos como este sufro”.

Campeón de las ediciones de 2010 y 2013, Nadal intenta mantener en pie una racha que se remonta a 2005: al menos un título de Grand Slam por año.

Por lo pronto, en la segunda ronda, deberá vérselas con el argentino Diego Schwartzman, quien venció 6-3, 6-2, 6-2 al sueco Elias Ymer.

“Es un animal”, dijo Schwartzman. “Tiene una fuerza increíble”.

 

 

 

 

Con Información de: El Universal