Deporte
Rendirse jamás
Deporte

La tensión en el estadio Universitario era evidente. La ventaja de una carrera no le permitía a la afición magallanera ilusionarse demasiado con el morbo de celebrar la eliminación del Caracas en su propia casa.

Los Navegantes llegaron a estar a seis outs de las semifinales, mientras que los Leones parecían ahogarse en el mar de la improductividad con corredores en posición anotadora.

Pero (siempre hay un pero y más si se trata de un Caracas-Magallanes) en la cueva izquierda del coso de Los Chaguaramos los dirigidos por Alfredo Pedrique decidieron alejarse el cuchillo de la garganta, para llevar la primera serie del playoff a un sexto juego en Valencia.

No hay quinto malo y bullpen de alto calibre que valga, dirán hoy los caraquistas, que se acostumbraron a dejar la mejor parte para lo último y a sufrir cada jugada, como la carrera que pegó Félix Pérez desde la segunda base para anotar la carrera del empate en el octavo inning, tras un sencillo de Jesús Guzmán al jardín derecho.

“Todos estábamos empujando a Félix desde el dugout (risas). Alex Romero hizo un buen corte y mostró su brazo”, reconoció Pedrique.

Romero tomó la pelota trastabillándose y cuando se dio media vuelta para soltar la pelota, Pérez estaba cruzando por la tercera base. Parecía un out de fotografía, pero el cubano esquivó la mascota de Jesús Sucre con su pierna derecha y desató la algarabía en el Universitario.

“Ese deslizamiento puede marcar la diferencia en la serie”, consideró Guzmán, quien aprovechó la jugada para anclarse en la intermedia.

El manager Carlos García decidió darle boleto intencional al zurdo Brock Stassi para que Miguel Chalas retara a Alex González, en un duelo de derechos, pero el dominicano no pudo controlar el primer pitcheo del turno y la pelota terminó en el hombro izquierda del tercera base caraquista.

Con las bases llenas le tocó el turno importante a Danry Vásquez por segunda noche corrida y volvió a responder, en esta ocasión con un elevado de sacrificio que rompió la igualdad en el marcador.

“Yorvit me dijo que trajera esa carrera con lo que fuese. Que no tratara de ser héroe”, explicó Vásquez.

García mantuvo a Chalas en el montículo, pese a la reacción del rival y Trayvon Robinson coronó el rally con sencillo productor de dos carreras. “No podemos bajar la cabeza”, expresó Guzmán.

Caracas hace recordar la final de la temporada 2009-2010, cuando se fue a Valencia abajo en la serie 3-2, pero logró ganar el sexto y séptimo juego para coronarse en la casa del eterno rival.

“El futuro es incierto, pero esa cosas pueden pasar”, soltó tímidamente Guzmán.

Los Leones están decididos a vender cara su eliminación y su abridor Jhoulys Chacín no quería desilusionar en el día de su cumpleaños y en lo que pudiera ser su última apertura de la campaña.

Chacín aceptó dos carreras en la tercera entrada producto de un doble de Romero. Después de ese traspié, el zuliano se afincó para completar seis entradas.

“Chacín pudo hacer el ajuste, mejorando el comando de su curva y recta”, observó Pedrique.

Otra vez el bullpen volvió a ser protagonista, pero anoche celebró el bando caraquista.

¿Quién lo hará mañana?

El dato

Néstor Molina en definitiva será el abridor de los Leones en el sexto encuentro de la serie, debido a que Buddy Boshers pasará al bullpen por cansancio. “Molina va con tres días de descanso, pero me dijeron que eso no es nuevo para él”, apuntó Alfredo Pedrique.

 

Con Información de: El Nacional / Victor Miguel Gomez