Deporte
Valentino bajo fuego cerrado
Deporte

El legendario piloto de motos Valentino Rossi provocó ayer un escándalo en el Premio de Malasia al derribar al español Marc Márquez al suelo y puso en peligro la conquista de su décimo título mundial.

En un episodio sin precedentes en su extensa carrera, el italiano sacó la rodilla izquierda en la curva 14 del circuito de Sepang, y lanzó a Márquez al suelo. El gesto de Rossi pareció deliberado, pero el múltiple campeón del mundo lo negó.

Esta acción le acarreó una sanción de los comisarios de la FIM por lo que partirá de último en el Gran Premio de Valencia, prueba que cierra el calendario mundial dentro de dos semanas.

“Para mí no es justa la sanción porque así Marc ha ganado la batalla. Su plan ha funcionado bien: me ha hecho perder el campeonato”, explicó Rossi, de 36 años y una leyenda de las dos ruedas, al término de un fin de semana de alta tensión entre él y Márquez.

Después de horas de discusión, los comisarios de carrera decidieron sancionar a Rossi con la retirada de tres puntos del carnet. El veterano corredor, sin embargo, sólo tenía un punto, por lo que el reglamento establece que deberá salir desde la última posición en el circuito Ricardo Tormo.

Rossi terminó tercero en Sepang por detrás de los españoles Dani Pedrosa (Honda) y Jorge Lorenzo (Yamaha), por lo que llegará a Valencia como líder del campeonato del mundo con siete puntos de ventaja sobre Lorenzo, el único que puede arrebatarle el título.

Si Lorenzo gana en Valencia y Rossi finaliza tercero o peor, el título caerá del lado del español, reseñó DPA.

El enfrentamiento entre Rossi y Márquez arrancó el jueves en la rueda de prensa oficial del Gran Premio, cuando el italiano acusó al español de haberle bloqueado en la última carrera, en Australia, para favorecer a Lorenzo. Ayer reafirmó su posición.

“Yo no quería que se fuese al suelo, quería que perdiera su trayectoria, quería mandarlo largo y yo poder escaparme. El problema es que nos tocamos, pero no es cierto que le haya dado una patada. En las imágenes se ve muy bien que cuando a mí se me resbala el pie, y él ya se había caído”, se defendió.

“Además, si das una patada a una moto de MotoGP no se cae. No es tan fácil, pesa muchísimo”, indicó. “Él me toca con el manillar y cae antes de que saque el pie. Para todos esto no es agradable. No es bonito terminar así. Hubiera sido bonito jugármela con Lorenzo. Márquez ha hecho una pésima actuación”, añadió el italiano.

Lorenzo, por su parte, cree que Rossi se merecía una sanción más severa por su acción.

“Marc se cayó y se lleva cero puntos y Valentino se ha llevado 16. Eso es injusto. Quizás por el nombre que tiene, por su fama, sale sin ninguna penalización”, dijo Lorenzo.

“Prefiero no decir lo que me ha dicho. No ha sido muy bonito. Siempre le he tenido mucho respeto. Seguirá siendo mi ídolo pero ya no le tengo respeto, ni yo ni mucha gente”, añadió Márquez. “Espero que esto termine aquí, pero no va a ser así. El año que ha hecho (Valentino Rossi) es para ser un justo campeón, pero después de esta acción no se lo merece. Pensaba ¡por favor, que lo hayan grabado!, la patada me dio en la mano, con la mala fortuna de que me bloqueó el freno y me he caído”, dijo el piloto de Repsol.

“Físicamente estoy bien porque íbamos a poca velocidad, pero una caída de estas, seca, te puede hacer daño”, atizó Marc Márquez.

 

 

Con Información de: El Universal