Economía
5 razones por las que Venezuela está en crisis económica
Economía

La economía de Venezuela se encuentra en una crisis profunda.

 

Su presidente, Nicolás Maduro, declaró un estado de “emergencia económica” por 60 días, el viernes pasado. El gobierno de Maduro dejó de publicar cualquier información económica sobre el país en 2014, salvo actualizaciones sobre las reservas de dinero y la disminución del oro.

 

 Por: Patrick Gillespie, CNNMoney

Pero eso cambió el viernes pasado cuando Venezuela finalmente publicó información económica. Y resultó fea.

 

La economía de Venezuela se contrajo 7,1% en el tercer trimestre de 2015, según cifras del gobierno. Se ha encogido por siete trimestres consecutivos desde el inicio de 2014.

 

La inflación en Venezuela aumentó un 141% a finales de septiembre de 2015, reportó el banco central venezolano. De manera increíble, algunos expertos creen que esa cifra subestima el problema real. El Fondo Monetario Internacional proyecta que la inflación en Venezuela se incrementará en 204% para 2016.

 

“El país está en una crisis económica”, dijo Edward Glossop, economista de mercados emergencias en Capital Economics, una firma de investigación. “Las cifras son predictiblemente horribles”.

 

Te presentamos cinco razones del porqué Venezuela continúa siendo un desastre económico:

 

1. La caída del petróleo golpea más a Venezuela

La economía de Venezuela depende principalmente en el petróleo. La salud financiera del país se encontraba en excelente condición cuando el precio del barril del crudo era de 100 dólares, entre 2013 y 2014.

Ahora, los precios del petróleo han caído tan bajos como 28,36 dólares, el precio más bajo en 12 años.

Mientras los precios del crudo mantengan mínimos históricos, Venezuela continuará con problemas para crecer.

El economista de Barclays Alejandro Arreaza denominó a Venezuela “el gran perdedor” en América Latina, derivado de la caída del precio del petróleo. Arreaza predijo que las exportaciones del crudo venezolano le representarán unos 27.000 millones de dólares en 2016, una baja dramática de los 75.000 millones de dólares que obtuvo por este producto en 2014.

 

2. Una moneda que vale menos que un centavo de dólar

La moneda de Venezuela, el bolívar, ha caído a un ritmo frenético.

En 2015, un dólar equiparaba 175 bolívares. Ahora, un dólar representa 865 bolívares. Para ponerlo de otra manera, un bolívar vale 0,0011 dólares, menos de un centavo, según el sistema de intercambio no oficial dolartoday.com.

La mayoría de los venezolanos intercambian bolívares y dólares bajo un sistema de cambio no oficial porque el régimen de Maduro ha creado un sistema confuso que involucra tres intercambios oficiales de moneda: dos para diferentes tipos de importaciones y una para los venezolanos ordinarios.

Los dos principales tipos de intercambio sobrevaluan el dólar, creando una alta demanda de dólares.

 

3. La lucha por el poder hace que el 2016 sea aún más difícil 

Algunos venezolanos ya tuvieron suficiente de Maduro. En diciembre de 2015, el partido de oposición, Unidad Democrática, ganó 109 asientos en las elecciones legislativas, mucho más de los 55 escaños que ganó el oficialista partidos socialista.

La oposición ahora controla el 65% del Congreso. Eso es importante porque este nivel de representación permite a la Unidad Democrática destituir a integrantes del gabinete de Maduro y autorizar reformas que el mandatario no podrá rechazar.

Por supuesto, no es tan fácil. Maduro designó a nuevos integrantes del Tribunal Supremo de Justicia justo antes de que los nuevos legisladores tomaran protesta. Los nuevos ministros podrían echar abajo las leyes de la oposición, creando una lucha de poderes.

En cualquier caso, la inestabilidad política nunca es buenas noticias para la economía y los problemas por el poder solo se empeorarán este año.

 

4. Una suspensión de pagos en 2016 es ‘difícil de evitar’

Venezuela ha estado al borde de una suspensión de pagos o default en los últimos dos meses. La nación apenas genera el suficiente dinero en exportaciones de petróleo para cubrir sus pagos de deuda. En 2016 Venezuela debe más de 10,000 millones de dólares en pagos por la deuda. Casi la mitad de esta obligación se debió pagar en octubre y noviembre de 2015.

“Estoy un 99% seguro que tendrán que aplicar un default este año”, dijo Russ Dallen, socio de manejo en LatInvest, una firma basa en Miami que invierte en Venezuela.

Arreaza de Barclays concuerda con Dallen, asegurando que una suspensión de pagos en Venezuela para 2016 “es difícil de evitar”.

La única cosa que puede prevenir esta situación es que los precios del petróleo aumenten pronto o si uno de los pocos aliados de Venezuela -China, Rusia o Irán- ayudara al gobierno. Ambas opciones parecer ser poco probables por ahora.

 

5. Crisis alimentaria

Los venezolanos son los que más recienten los problemas económicos. El gobierno no puede pagar para importar artículos comestibles como la leche, harina y huevos, lo que ha provocado que muchos estantes de los supermercados se encuentren vacíos. Apenas en 2015, McDonalds en Venezuela se quedó sin papas fritas.

La falta de alimentos en Venezuela, así como las largas filas para obtener comida, son un gran problema para la inestabilidad social en la nación sudamericana.

“No hay huevos, no hay leche”, dijo Dallen, que viaja con frecuencia al territorio venezolano. “Se está empeorando”.

Por Patrick Gillespie, CNNMoney