Economía
Alza de la gasolina debe ir con plan de ayuda social
Economía

El incremento de la gasolina ha sido tema de debate desde hace varios meses, pero se ha encrudecido con las declaraciones del ministro de Transporte Terrestre y Obras Públicas, Haiman El Troudi, quien asomó el domingo un aumento gradual del rubro y aseguró que no afectaría el costo del transporte.

 

Por: Maidolis Ramones Servet.

 

Sin embargo, expertos consultados por Versión Final señalaron que todos los sectores del país se verían afectados por este aumento, pues implicaría un incremento en la movilización de los productos del país e, inevitablemente, del pasaje urbano.

 

“Se muestra como una total ignorancia económica pensar que el precio de la gasolina no influiría en el pasaje, cuando todo el país se mueve con gasolina. No estoy hablando solo del transporte público, si no también de lo que tiene que ver con la movilización de los productos de primera necesidad”, planteó Arminda Rosales, miembro del Colegio Nacional de Economistas y doctora en ciencias económicas.

 

Anuncios. A mediados de febrero, el vicepresidente del área económica del país, Rodolfo Marcos Torres, así como el presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, anunciaron un inminente aumento del precio del rubro. El presidente Nicolás Maduro retomó en enero el tema, a pesar que un mes antes lo había descartado al decir que ajustar el costo del combustible sería “echarle más leña al fuego” a la economía venezolana.

 

Gustavo Machado, economista y profesor universitario, coincide con Rosales al señalar que el aumento va a tener impacto en el transporte de bienes y servicios, así como sobre el pasaje urbano. “Durante los últimos meses el debate sobre el precio de la gasolina ha sido extenso y seguramente todos los sectores han hecho presión para que este escenario sea gradual y es lógico por parte del Gobierno que lo haga de ese modo porque así puede ir evaluando cuáles son los resultados. Creo que el incremento de este rubro debe ir acompañado de una reducción del IVA (Impuesto al Valor Agregado) que desde el año pasado ha agrandado el problema económico que vive el país al agudizar los costos de vida”, dijo.

 

Antecedentes. Y es que el tema del precio de la gasolina ha sido sensible desde que Venezuela se considera una zona petrolera. El estallido social conocido como el Caracazo, ocurrido en 1989, se produjo cuando, entre otras medidas, se anunció el alza de la gasolina.

 

Al comienzo del segundo mandato presidencial de Carlos Andrés Pérez se propuso un aumento de 100%, como una de las medidas contempladas dentro de un programa integral de ajuste. El plan era incrementar un medio o 0,25 bolívares antiguos (Bs. 0,0025 de ahora) cada mes por el lapso de un año.
Esto originó protestas de la población y saqueos, estallido social conocido como El Caracazo. El resultado fue la suspensión de la decisión.

 

Por ello los expertos consultados consideran que la medida ahora no debe ir sola, sino acompañada de un plan que reduzca el impacto en el costo de vida de la población.

 

“Otra acción que debe ir acompañada al aumento del precio de la gasolina es recortar los recursos económicos que se envían al exterior, como el caso de Petrocaribe y al extranjero en general de manera subsidiaria. Aunado a ello, lo ideal sería sustituir el rubro por el gas natural y utilizar la gasolina que se produce en el país para exportarla, lo que traería más divisas para Venezuela”, propone Machado.

 

Propuestas. Alberto Castellano, doctor en Ciencias Económicas y miembro del Instituto de Investigaciones de la Universidad del Zulia, está de acuerdo con un incremento de la gasolina, pero igual sostiene que esto no iríadesenlazado de un incremento de los costos del transporte.

 

“Existe la necesidad de subirla, porque existe un subsidio por parte del Estado que es menor a los costos de producción. Sin embargo, sea gradual o no, el ajuste tendrá una relación directa con el aumento del pasaje, ya los transportistas lo han dicho. Lo que tiene que pensar el Gobierno es cómo reducir el impacto”, resalta el especialista.

 

Entre las medidas que propone plantea subsidiar el combustible al transporte de servicios clave como la alimentación y la salud, y dejar el incremento solo para el transporte público. “Ya en una economía inflacionaria, el impacto sería mayor si no se subsidia la movilización de bienes y servicios básicos, el transporte pesado”, sentencia Machado, quien lamenta que en el país no haya funcionado hasta ahora la sustitución de la gasolina por el gas natural.

 

Versión Final