Economía
Precios de enlatados han aumentado más de 600% en lo que va de año
Economía

Los enlatados no han escapado del aumento de precios que han experimentado los alimentos frescos y artículos de cuidado personal y de higiene del hogar en el país: en lo que va de año productos como el atún en lata han subido más de 600%, lo que ha llevado algunos consumidores a modificar los patrones de consumo.

Por: Maria Fernanda Sojo – El Nacional

Mientras en enero una lata de atún pequeña (de 140 gramos) de una marca nacional se comercializaba en 48 bolívares hoy pasa de 350 bolívares. Igual producto se puede conseguir en 576 y en 644 bolívares, dependiendo del comercio que se visite.

“Cuando comenzó el año la lata de atún estaba en menos de 50 bolívares, luego subió a 63 bolívares, se desapareció por un tiempo y cuando volvió el precio que marcó fue 205 bolívares, de allí pasó a 350 en pocas semanas”, afirmó María José Olivares mientras hacía cola para pagar en un supermercado en Los Palos Grandes.

Roger Palacios, coordinador de la Unión Nacional de Trabajadores del Sector de Alimentos, señaló que el incremento en el caso del atún se debe al alza de precio del producto fresco. “En diciembre un kilo de atún de una talla pequeña costaba entre 80 y 90 bolívares. Ahora, en las empresas lo están comprando entre 600 y 700 bolívares y los de talla grande superan los 1.300 bolívares, cuando ese atún se limpia el kilo llega a más de 1.800 bolívares”, añadió.

Las sardinas en lata, que tradicionalmente han sido más económicas, también han subido de precio. Las más pequeñas, de menos de 200 gramos, pasan de 140 bolívares, mientras que las de 400 gramos se consiguen en comercios de Caracas entre 200 y 250 bolívares.

Compran menos. Clientes consultados en supermercados del centro y este de la ciudad afirmaron que el alto precio de los enlatados los ha llevado a que dejen de comerlos o consumirlos menos.

“Yo solía comprar guisantes, maíz dorado, atún, pepitonas y sardinas, pero todo ha subido tanto que tuve que dejar de adquirirlos. El incremento de precios ha sido muy rápido: de un día para otro todo se disparó y uno sigue ganando lo mismo”, indicó María Teresa Palmieri cuando compraba en un supermercado en La Castellana.

En el establecimiento una lata de champiñones rebanados de 390 gramos está en 963 bolívares, una de tomates pelados de 400 gramos en 821 bolívares y una de vegetales mixtos de 425 gramos en 763 bolívares.

“Yo compré sardinas porque las conseguí en 140 bolívares, atún no he comprado más. A pesar de que son más prácticos para llevarlos a la playa o para resolver una comida rápido, con esos precios no se pueden adquirir”, dijo Ramón Sánchez, otro de los consumidores.

Fuente: El Nacional