Economía
Baja del petróleo pone a prueba a exportadores
Economía
La caída de los precios petroleros internacionales tendrá un efecto fiscal importante sobre las economías de los países de América Latina y el Caribe y pondrá a prueba su capacidad de ajustarse.

En el caso de Venezuela, su resistencia a ajustar el precio de la gasolina, podría traducirse en presión a los países que importan su petróleo a través de Petrocaribe.

Así se desprende de una información publicada en la página del Fondo Monetario Internacional, donde se señala, además, que en muchos de estos países, la disminución del valor de las importaciones petroleras excede el financiamiento proyectado recibido de Petrocaribe. “Sin embargo, muchos países utilizan el componente de subsidios del financiamiento de Petrocaribe para sustentar el gasto a largo plazo, y podrían verse enfrentados a un ajuste fiscal espinoso si esta fuente de financiamiento desapareciera.”

Se advierte que, en general, los importadores de petróleo gozarán de un crecimiento más rápido, menor inflación y posiciones externas más sólidas, y la mayoría escapará a presiones fiscales significativas por la baja de precios.

En cambio, “los países exportadores de petróleo tenderán a experimentar una desaceleración del crecimiento y un debilitamiento del saldo de la cuenta corriente externa, y algunos se verán sometidos a presiones fiscales, dado que muchos dependen de ingresos directos vinculados al petróleo”, advierte.

Un caso destacado es el de Venezuela, que ya sufría desequilibrios económicos antes de que los precios del petróleo comenzaran a caer.

 

Fuente: El Universal