Economía
Banco Mundial alerta de más crisis de refugiados si no se apoya países pobres
Economía

El presidente del Banco Mundial (BM), Jim Yong Kim, advirtió hoy de que los flujos de refugiados continuarán si las potencias mundiales no realizan más esfuerzos para impulsar la economía y crear puestos de trabajo en los países en desarrollo y para reducir la extrema pobreza.

En un discurso en Berlín en el Instituto Alemán de Investigación Económica, Kim recordó que, según las proyecciones del BM, la pobreza extrema sólo se reducirá en un 6 % para 2030 si se mantienen las tasas de crecimiento de la última década.

“Si los países más pobres mantienen al 47 % de su población viviendo con menos de dos euros al día en 2030, mientras el mundo desarrollado prospera, los flujos de migranes y refugiados no pararán”, recalcó.

Kim destacó la importancia de que los países en desarrollo creen sistemas estables de recaudación de impuestos para aumentar sus ingresos, pero también de encontrar vías para apoyarlos en un momento en el que muchos gobiernos, en concreto los europeos, están redirigiendo fondos de cooperación a la atención de los refugiados en sus propios territorios.

Como ejemplo de nuevas iniciativas, destacó la decisión adoptada el mes pasado por el Banco Mundial para conceder a Jordania, un país de ingresos medios y que acoge ahora a más de un millón de refugiados sirios, tipos de interés reservados para los países más pobres.

“Si dejamos estos problemas por resolver, el riesgo de que aumenten los conflictos y crezcan los extremismos será muy real, como hemos visto en Oriente Medio, el Norte de África o América Latina”, dijo.

Kim subrayó la creciente interdependencia del mundo, “nunca tan dolorosamente clara como ahora” ante cuestiones como el cambio climático, la crisis económica, los conflictos armados, el terrorismo o las pandemias.

Por otro lado, recordó que la experiencia del ébola y el zika han demostrado que el mundo no está preparado para actuar frente a una pandemia global y pidió no olvidar este riesgo.

“¿Qué pasaría si una pandemia tan veloz y letal como la gripe española de 1918 ocurriera hoy? Algunos modelos han mostrado que llegaría a todos los centros urbanos del mundo en dos meses, que podría provocar decenas de millones de muertes y una pérdida del 5 % del PIB mundial”, alertó.

Responsables de diferentes áreas del Banco Mundial están trabajando con la Organización Mundial de la Salud y otras agencias de la ONU, compañías de seguros, expertos en cadenas de suministros, gobiernos y grupos de la sociedad civil para diseñar una línea de financiación de emergencia en caso de pandemia que será presentada esta primavera.

El objetivo, explicó, es contar con un instrumento que permita apoyar en pocos días a los países en desarrollo y a las agencias internacionales cuando aparezca un brote.

“Crearemos un sistema de respuesta que costará millones de dólares al año y que podría salvar cientos de miles, sino millones de vidas y miles de millones, si no billones de dólares”, señaló. EFE