Economía
Carniceros mantendrán cierre de negocios hasta nuevo aviso en Puerto La Cruz
Economía

La mayoría de las carnicerías ubicadas en los mercados de Puerto La Cruz y Tronconal III mantuvieron ayer sus santamarías abajo, en protesta por las fiscalizaciones de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socio Económicos (Sundde).

En el expendio de la ciudad capitalina, sólo 20 de unos 80 puestos estaban abiertos, pero únicamente porque les quedaba mercancía que adquirieron la semana pasada.

Christie Carvajal, delegada de los carniceros, explicó que ella y otro grupo de compañeros trabajaron ayer para liquidar lo poco que les quedaba, ya que se abstendrán de recibir nuevas reses.

Reiteró que es imposible vender la mercancía por orden de la Sundde en Bs 250, cuando la adquieren en Bs 550.
Los puestos que ayer tenían carne la vendían entre 900 y 1.000 bolívares.

La comerciante María Ávila señaló que mantendrán el cierre de negocios hasta nuevo aviso, es decir, hasta tanto lleguen a un acuerdo con las autoridades.

Ayer acudieron al Consejo Legislativo del estado Anzoátegui y se reunieron con el presidente del ente, Nelson Moreno, pero no obtuvieron solución al problema. Mañana volverán a la gobernación, para dialogar con el secretario general de Gobierno, Evencio Gallardo.

También en el puerto

Más del 70% de las carnicerías del mercado municipal de Puerto La Cruz amanecieron cerradas ayer, debido a las complicaciones que han tenido recientemente los dueños de estos locales para abastecerse de mercancía bovina.

Isaac Hernández, quien se desempeña como caletero de reses, dijo que tenía meses sin ver tantos locales con las santamarías abajo.

Lendys Meneses, propietaria de una carnicería, cree inaceptable que la Sundee haya multado a varios locales por no vender a precios regulados. “El kilo en canal está costando Bs 520 y pretenden que lo vendamos a la mitad de ese precio. Eso es absurdo porque nosotros también tenemos que ganar y mantener a nuestras familias”.

Agregó que será complicado que pueda despachar todos los días de la presente semana, porque los distribuidores también tienen complicaciones para surtirlos.

“El gobierno debería garantizar el abastecimiento de carne regulada, pero eso sólo pasa una vez cada dos meses cuando hacen sus operativos. Las ventas han bajado demasiado porque obviamente los clientes no compran las mismas cantidades que antes”.

 

Fuente: El Tiempo