Economía
Como sobrevivir a una economía inflacionaria
Economía

La inflación es un efecto corrosivo que ha mermado el poder adquisitivo de sus habitantes. El año pasado, este fenómeno llegó a 58,5%, el más alto de América Latina. El Instituto de Finanzas y Empresas (IFE) ofrece ocho recomendaciones para protegernos de una economía con alta inflación como la venezolana.

 

1.- Estructura tu ecuación ideal en finanzas: Conoce tus hábitos de gastos, seguros de activos y salud, situación crediticia y ahorro. Esto te permitirá saber cómo manejarte mes a mes en el presente año.

 

2.- Ahorra: Si, aunque no parezca lógico en un entorno de alta inflación, la recomendación es que de tus ingresos mensuales, ahorra lo más que pueda. Reduce gastos innecesarios y enfócate en cubrir tus gastos fundamentales. Intente ahorrar -en la medida de tus posibilidades- el 20% (o más) de tu ingreso. Pero este ahorro no debe ser visto a largo plazo, debido al entorno de tasas reales negativas, sino que usaremos ese ahorro en el corto plazo para las acciones que describiremos en los siguientes puntos.

 

3.- Compra divisas: Al adquirir moneda extranjera, estás escapando de la inflación venezolana. En otros países, la inflación ha sido controlada a tal punto que sus metas anuales no superan el 2%. Esta estrategia puede incluso cubrirte de una eventual devaluación. Abre tu cuenta bancaria en dólares en los bancos nacionales, y participa en las opciones cambiarias que se encuentren disponibles, recuerda el IFE.

 

4.- Adquiere activos: Evalúa adquirir activos que puedan irse revalorizando a la par de la inflación venezolana. Si no posees el musculo financiero para adquirir algún activo, puedes asociarte con personas de confianza, quienes posean el mismo compromiso moral y ético, para que en conjunto evalúen los activos que puedan adquirir.

 

5.- Invierte en activos productivos: En una economía en crisis, una opción es invertir en bienes, pertenencias o valores que te generen dinero (mientras el valor de dicho activo se revaloriza con la inflación). Evalúa bien tu elección. Entre educación, emprendimiento, compra y venta de activos, mercado de valores internacionales, entre otros. Debes considerar los riesgos que estás dispuesto a asumir en tus inversiones, así como saber que los rendimientos generados por dicha inversión, deben superar la inflación en curso.

 

6.- Solicita créditos: Una de las maneras de protegerse de la inflación es solicitar -en la medida de sus posibilidades- créditos para adquirir algún activo o alguna inversión (descritos en los puntos anteriores). Ahora bien, parte del ahorro sugerido en tu ecuación ideal, puedes dedicarlo para pagar tus cuotas mensuales de crédito, es decir, de la ecuación patrón sugerida en el punto 1: de tus ingresos mensuales podrías destinar parte del 20% que dedicas al ahorro más el 20% que tenías dedicado al crédito, para el pago mensual de deudas, y así, disciplinadamente tener un límite controlado en tus créditos. Sigue la regla de oro en tu plan crediticio, “La suma de tus cuotas mensuales de crédito no deben superar el 35% de tus ingresos mensuales”.

 

7.- Busca alternativas de ingresos: Cada persona debe evaluar su situación, sea buscar una alternativa al empleo actual, o estudiar sus capacidades para generar ingresos extraordinarios paralelos. Esto te permitirá incrementar tus ingresos, y de esa forma, poder ir mejorando tu plan en el 2015.

 

8.- Adquiere productos que necesites a futuro: Otra de las alternativas es adquirir productos o artículos que necesites en un futuro cercano. Por ejemplo, adquirir los materiales para esa remodelación que tienes pendiente realizar, aquel repuesto que necesitará tu vehículo, o para los gastos del bebe que viene en camino, etc. Esto de cara a que aproveches el valor presente de tu dinero.

 

Fuente: EMEN