Economía
Conindustria: El Gobierno no reconoce sus desaciertos en la economía
Economía

Caracas.- El presidente de la Confederación venezolana de Industriales (Conindustria), Juan Pablo Olalquiaga, manifestó este miércoles que el Decreto de Emergencia Económica propuesto por el Ejecutivo Nacional “es equivocado porque supone que en el país hay una guerra económica, que hay una inflación inducida y que hay una guerra de los precios del petróleo”.

“El Ejecutivo Nacional no reconoce los desaciertos que ha cometido estos últimos 15 años en la economía del país. No reconoce la disminución de la producción, el desincentivo a la inversión en industrias venezolanas que además de que no se reconoce no se aborda. Las acciones que ellos planteaban tomar eran las mismas a la de años pasados, es decir, toma de empresas, más controles e importaciones por parte del Estado”, indicó en entrevista a Televen.

El directivo gremial aseguró que dentro del Gobierno, “así como hay personas que piensan que la economía controlada es la mejor manera de salir adelante, hay otras que piensan totalmente lo contrario. Cuando tienes una heterogeneidad de personas lo que resulta es que no llegan a las decisiones acertadas”.

“Estamos en una encrucijada porque sin divisas y sin financiamiento internacional va a ser muy difícil”, recalcó Olalquiaga. “Tenemos que darnos cuenta que la cantidad de divisas que Venezuela ha tenido en los últimos 10 o 12 años ha sido una cosa extraordinaria y pese a eso tenemos una deuda que creció cinco veces, de 27.000 millones de dólares, cuando el expresidente Chávez asumió el poder, a alrededor de 120.000 millones de dólares con Maduro. Venezuela tiene que pagar lo que debe y no tiene divisas para ello”.

Explicó que en el país hay que desmontar los controles económicos así como el cerco que ha ido limitando a la economía privada, e indicó que en la medida que esas acciones no se vayan tomando será muy difícil.

“Los venezolanos necesitamos un Gobierno que no despilfarre el dinero proveniente del petróleo como lo ha hecho los últimos años. Los ingresos petroleros van a continuar estando vigentes por mucho tiempo pero paralelamente necesitamos una economía productiva, una apertura cambiaria para tener acceso a divisas, una estabilidad en la inflación, respeto a la propiedad privada y el desmontaje en los controles de precio”, aseveró.

 

Con Información de: El Universal / Luana Cabrera