Economía
Dólar en el mercado negro venezolano se dispara y supera los 313 bolívares
Economía

El precio del dólar en el mercado negro venezolano superó hoy los 313 bolívares, casi 50 veces el precio de la tasa oficial más baja de las tres que coexisten en el sistema de cambio que se aplica en el país.

El dato se extrae de la página web Dólar Today que presenta esta tasa ilegal tras calcular las operaciones de cambio que se efectúan en la localidad colombiana de Cúcuta, fronteriza con Venezuela, y que a las 23.50 GMT de este jueves cotizaba 313,50 bolívares por dólar.

Esta página, bloqueada por el Gobierno desde hace meses, ha recibido en varias ocasiones críticas del Ejecutivo encabezado por el presidente Nicolás Maduro y el mismo mandatario ha asegurado que desde la misma se hace “la guerra económica” en su contra “desde Miami”.

Esta cifra es 48 veces superior a la tasa más baja de 6,3 dólares por bolívar, que se aplica para las importaciones de productos alimenticios y sanitarios; es también 25 veces más que la segunda tasa oficial, de 12 bolívares; y supera en más de 100 bolívares la tasa de compraventa libre del Sistema Marginal de Divisas (Simadi), que hoy cerró en 199,52 por cada dólar.

En Venezuela existe un control de cambio desde 2003 que deja en manos del Estado la compraventa exclusiva de los dólares, un mecanismo que a principios de febrero fue modificado permitiendo a los venezolanos por primera vez en más de una década acceder a la moneda estadounidense de forma libre, pero limitada.

La reformulación del sistema cambiario fue anunciada por el viceministro de Área Económica, Rodolfo Marco Torres, y el presidente del Banco Central de Venezuela(BCV), Nelson Merentes, y tuvo en la creación del Simadi el anuncio más destacado.

Este mecanismo, en su primera jornada de funcionamiento días después, cerró en 170,03 bolívares por dólar y desde entonces, a excepción de pocos días, no ha dejado de subir hasta casi 200 bolívares.

La economía venezolana cerró 2014 en recesión y con una inflación de casi 70 %, una realidad a la que hay que sumar la caída de los precios del petróleo que ha reducido en un 50 % los ingresos de un país altamente dependiente de la venta de crudo.

Fuente: EFE