Economía
Ejecutivo diseña control para la distribución de bienes
Economía

Aun cuando se viene trabajando desde hace varios meses, anunciada ya la fase de regresar a la fijación del precio máximo de venta al público del universo de productos, además de ejercer el control estricto de servicios como el de la salud.

Dentro de lo que el presidente ha denominado la defensa del salario y de la familia venezolana, viene ahora la etapa final de pasar a revertir la distribución de bienes y servicios en nuestro país, 70% en manos del sector privado y un 30% que controla el sector público, según informó una fuente oficial de alta credibilidad.

Ante las recientes medidas que buscan reformar a fondo la Ley de Precios Justos que creó a la Sundee, el equipo gubernamental ha venido avanzando en pasar a tener el control de la distribución.

Ayer sesionó el Comando Nacional de Precios Justos, que dirige el vicepresidente ejecutivo, Jorge Arreaza, en un encuentro con más de 500 empresarios, productores e importadores, para informarles acerca de las reforma que se contempla, además, la severidad de las sanciones, un mayor control del cálculo del precio justo, prohibición de incluir en los costos el denominado dólar paralelo y otras variables que son objeto de análisis, indicaron.

No trascendió si también fueron invitados gremios empresariales tradicionales que hacen vida en nuestro país.

En realidad, desde el Ejecutivo nunca se ha negado, desde la época del Golpe de Estado de abril 2011 y del Paro Petrolero de diciembre de ese año, en pasar a tener control de la distribución de bienes y servicios en el país. Según conocimos, ” pareciera que ha llegado ese momento aunque no será fácil ni tan rápido”.

Como adelantándose a lo que se ve venir, Consecomercio deslizó semanas atrás que “para que los bienes que importa el gobierno lleguen a todos los hogares, se deben integrar la red comercial pública y el comercio formal privado, dado que en el campo público no hay la logística eficiente para que ello ocurra”. Sin embargo, el propio presidente Maduro ha señalado “que pasarán a tomar ese control”.

A nivel político, las fuerzas del Polo Patriótico respaldan la fase en que entrará ahora el Gobierno, “ante la necesidad de mejorar el seguimiento y control en la distribución de alimentos y bienes en general.

Debe surgir una estructura nueva, única, que dé transparencia a los mecanismos de distribución perversos que imperan hace muchas décadas”.

El presidente ha reiterado que “estamos inmersos en una guerra económica contra el país, impulsada por sectores de la burguesía comercial importadora y la financiera, que ha basado su estrategia en la mentira para evadir sus responsabilidades y transferirlas al gobierno”.

Y agrega que se desmontará con hechos la mentira de que “el gobierno no entrega los dólares, que los controles no dejan producir, que las leyes laborales y la inamovilidad reducen la productividad, que el gobierno lo que hace es expropiar empresas y que los chavistas se han robado los dólares”.

Es decir, de acuerdo a nuestra fuente, “la estrategia es crear un estado molesto para provocar confrontación entre los venezolanos, y para ello, quienes están detrás de todo esto, dentro y fuera del país, se han enfocado en distorsionar la cadena de comercialización, que es el elemento esencial de la guerra económica”. Se ha hecho lo anterior a través de un control corporativo, con Ansa, Cavidea, Consecomercio y Fedecamaras, “quienes provocan una situación de presión y justifican los desequilibrios que crearon”.

La ley de Precios Justos está reformándose. Los comandos están integrados y desplegados en el país.La subastas quedaron atras.La importación las hace el Gobierno.Los anuncios están hechos.Sólo falta la distribución.

 

Con Información de: El Universal / Wilfredo Mejias