Economía
Farmacias “socialistas” están tan vacías como las de la red privada
Economía

Con una lista de seis medicinas escritas en la palma de la mano llegó Carmen Rosa Lugo a la sede de Farmapatria en San José, Caracas. Después de entregar la cédula de identidad para que la dejaran pasar al establecimiento y de hacer una pequeña cola adentro, solo consiguió una medicina para la gripe. “Las otras que anda buscando no las tenemos, tiene que estar pasando para ver cuándo llegan”, le informaron.

En la primera farmacia socialista inaugurada el 18 de mayo de 2012 por el entonces ministro de Alimentación, Carlos Osorio, ayer no había medicinas para la tiroides ni para la hipertensión arterial. Tampoco algún fármaco para controlar los niveles de azúcar en la sangre. Ni siquiera estaban vendiendo acetaminofen.

La única mujer que atendía la farmacia pasaba rato sin pararse de la silla, porque su respuesta ante la consulta de medicinas se repetía: “No hay y no sabemos cuándo llega”. Los estantes estaban tan vacíos como los de las farmacias pertenecientes a la red privada, donde el desabastecimiento asciende a 80%, según la Federación Farmacéutica Venezolana.

Cuando se le preguntaba a la vendedora por el nuevo sistema de distribución, instalado el viernes por el Ministerio de Salud para la cadena de farmacias socialistas, poco sabía. “No nos han notificado nada y por el momento no hemos recibido más medicinas. Tenemos que esperar a ver qué más dicen las autoridades”, declaró.

Freddy Ceballos, presidente de Fefarven, criticó que el gobierno insista en que el problema de la escasez está en la distribución. Reiteró que mientras no aceleren la asignación de divisas a los laboratorios farmacéuticos, las droguerías no tendrán nada para distribuir y las farmacias no podrán atender a los pacientes.

“Esperábamos que el encuentro que tuvo el presidente Nicolás Maduro al menos se les dijera a los representantes de la industria que se establecería un compromiso realista y de fiel cumplimiento para la cancelación de las divisas pendientes y de nuevas”, dijo.

Recordó que distribuir medicinas esenciales solo en las 67 sedes de Farmapatria limita más a los pacientes. “El gobierno debe garantizar la disponibilidad y el acceso a medicamentos en todas las farmacias del país, tanto las públicas como las privadas, que son casi 5.000”.

Mientras esperan. El informe médico de Iris Bastardo dice que debe estar en reposo absoluto por una complicación en la columna vertebral como consecuencia de un accidente de tránsito. Sin embargo, ayer recorrió al menos cinco farmacias y seguía sin encontrar la pregabalina que estaba buscando. “Es la única que me calma el dolor y no lo consigo por ninguna parte. Son 15 días buscándola y nada. Solo me queda tomar una medicina que es parecida, pero que no hace el mismo efecto”, aseguró.

Rosa Yegues también buscaba medicinas en La Urbina. En noviembre le hicieron una histerectomía y de los cinco medicamentos que le recetaron solo encontró uno. “No los conseguí en Ciudad Bolívar ni aquí en Caracas. Me persigne y dije: Dios mío en tus manos entrego mi cuerpo y mi vida, sáname si es tu voluntad”, contó.

Unknown

 

 

Con Información  de: El Nacional / Maria Fernanda Sojo