Economía
Gobierno lleva 17 meses sin concretar ajuste económico
Economía

Tras las elecciones de octubre de 2012, que llevaron a disparar el gasto público a niveles récord para garantizar el triunfo de Hugo Chávez, el Gobierno comenzó a elaborar un plan de ajuste económico que tenía como fin corregir los desequilibrios, pero en 17 meses ese programa sigue sin concretarse.

La revisión del régimen cambiario y del gasto, la reforma tributaria y el aumento de las tarifas de los servicios básicos forman parte del conjunto de medidas que se han evaluado desde noviembre de 2012. De esas acciones, solamente se han ejecutado algunas vinculadas con la materia cambiaria, las cuales no han funcionado de la mejor manera, admitieron las autoridades recientemente.

El exministro de Planificación, Jorge Giordani, en la carta publicada la semana pasada luego de su salida del tren ejecutivo, destacó que una vez superado “el desafío del siete de octubre de 2012” se requería de una revisión “para garantizar la sostenibilidad de la transformación económica”, y allí enumeró los aspectos que se tenían que abordar y que aún se encuentran en la agenda.

A paso lento 

 
Entre noviembre de 2012 y febrero de 2013 las autoridades elaboraron varios puntos de cuentas que contenían parte de las acciones que se ejecutarían en el año, de esos puntos el primero que se autorizó fue la reforma del impuesto a la ganancia súbita, que tenía como objetivo aumentar el flujo de divisas para las importaciones dadas que las restricciones que se estaban registrando.

Seguido de esa medida, se aprobó la devaluación, que llevó el tipo de cambio oficial a 6,30 bolívares. Junto con el ajuste, el Ejecutivo decidió endurecer el control de cambio, pero al poco tiempo se vio obligado a aumentar la oferta de divisas.

Una vez que Nicolás Maduro asumió la Presidencia en abril de 2013 se empezaron a efectuar modificaciones, no obstante, la puesta en marcha de las acciones cambiarias ha sido lenta.

En el segundo semestre del pasado año fue cuando se creó el Sicad I para complementar a Cadivi (ahora Cencoex) con una paridad por el orden de los 11 bolívares y al cierre del primer trimestre de este año fue que arrancó el Sicad II con una tasa cercana a 50 bolívares. Este último sistema, según el jefe de Estado, no ha funcionado mejor, porque la oferta de dólares no ha aumentado.

El resultado de ese esquema se refleja en las asignaciones de divisas a los privados, que son 38% más bajas que hace dos años. Ahora el Gobierno plantea un nuevo régimen, que prevé la unificación cambiaria a una tasa que bancas de inversión estiman en 25 bolívares.

 

(Con información de  MAYELA ARMAS H. de El Universal)