Economía
Importadores piden ponderar tipo de cambio aduanero
Economía

Los vacíos de la Ley Orgánica de Aduanas tienen paralizada la nacionalización de mercancía  en las aduanas, por lo que los importadores piden aclarar los métodos para calcular los aranceles aduaneros, dijo Cipriana Ramos, presidenta de la comisión de Puertos y Asuntos Aduanales de Consecomercio, en una reunión en la Isla de Margarita con agentes aduanales.

Informó que en La Guaira llevan dos días sin hacer transmisiones aduaneras porque se desconoce el costo aplicable de la divisa.

Afirma que el Seniat no está preparado para la aplicación de la ley y para el convenio cambiario que se aplica, ya que la indefinición en la cotización del dólar hace imposible la planificación de los montos a pagar.

En tal sentido la solicitud que han hecho al Gobierno Nacional es la fijación de un tipo de cambio aduanero ponderado, aplicable a las importaciones  que estén fuera de los tipos de cambio a 6,30 y a 12.

Advierte que la referida ley además de ser altamente punitiva y discrecional tiene un excesivo costo inflacionario, “un dólar a 170 es extremadamente alto para pagar impuestos, los más afectados están siendo los que importaron vehículos en tierra firme, ya que estiman un pago de impuestos en base a  52 bolívares por dólar y ahora se les calcula a 172 o lo que fije Simadi, pero en líneas generales es gravísimo para una estructura de costos, porque negocias el producto sobre un tipo de cambio sin saber en cuanto lo pagarás el día que se declare que es cuando se fija la tasa”.

Dijo Ramos que los agentes aduanales corren el peligro de ir a la quiebra y los auxiliares de la administración aduanera pudieran ser suspendidos y revocados.

En todo caso dijo que la autoridad está al tanto de sus peticiones porque de manera formal lo han comunicado, y se encuentran tramitando ante la Asamblea Nacional una nueva vacatio legis, además de enviar una solicitud a las diferentes aduanas del país pidiendo la definición del tipo de cambio a aplicar.

 

Fuente: ANA CAROLINA ARIAS – EL UNIVERSAL