Economía
Ingenieros eléctricos advierten que crisis energética podría agudizarse
Economía

Un grupo de más de 100 ingenieros eléctricos realizaron un estudio sobre la actual crisis energética que existe en Venezuela, motivo por el cual la tarde de ayer se llevó a cabo un foro en las instalaciones de la Cámara de Industriales.

El ingeniero Winston Cabas, explicó durante su intervención que el país atraviesa por una serie de problemas eléctricos.

Según Cabas, la actual crisis se debe a la falta de mantenimiento en las plantas generadoras de electricidad, las cuales distribuyen energía a diferentes sectores, en especial la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, mejor conocida como el embalse de Guri.

“Hemos hecho un seguimiento al Guri y en la actualidad tiene 250 metros de llenado, lo que representa un nivel regular, pero el comportamiento del fenómeno “El Niño” crea la posibilidad de que disminuya un poco el agua, por lo que debemos estar preparados”.

En caso de que la altura del líquido este por debajo de los 240 metros, la represa entraría en una “zona de colapso”, lo que significa que dejaría de generar alrededor de 8.000 megavatios (mw), y el resto de las centrales térmicas tendrían que compensar la falta de que deja la central Simón Bolívar.

A criterio del ingeniero Cabas, el servicio de energía se encuentra en “terapia intensiva” y admitió que el gremio desconoce lo que podría suceder en el posible escenario de apagar la represa del Guri.

“No sabemos lo que va a pasar, lo que sí sabemos es como solucionar este problema… Cambiando de gobierno, colocando profesionales en la materia, realizando constantes mantenimientos” enfatizó.

En este sentido, el ingeniero Joe Carrillo, agregó que el estado Zulia es uno de los estados más afectados del país, debido al alto consumo de electricidad.

“La planta termoeléctrica Ramón Laguna que se encuentra en ese estado está generando entre 70 y 80 mw, cuyo promedio es de 600 mw. Está prácticamente paralizada, y este hecho somete al sistema eléctrico nacional a realizar un esfuerzo para cubrir la demanda de 3.000 mw”.

Es por ello que diferentes poblaciones del estado Zulia han sufrido diversos racionamientos.

El resto de las centrales eléctricas se ven forzadas a complementar la energía en estos sectores, por lo que aumenta la cantidad de áreas afectadas.

De igual forma, las plantas de Termozulia también están paralizadas por falta de gas, motivo por el cual Pdvsa deberá terminar los proyectos de estos fluidos para suministrar a estos centros.

Por otra parte, los racionamientos energéticos han traído como consecuencia el deterioro de los transformadores.

Estos aparatos requieren de un constante mantenimiento preventivo, de manera que no se prolongue el corte de electricidad por más tiempo del predeterminado por el ahorro de corriente.

“La falta de cuidado es notable en cualquier transformador. No hace falta ser técnico porque al ver que está oxidado, uno sabe que esta deteriorado” comentó Carrillo.

Fuente: El Impulso