Economía
Ingreso de divisas al BCV desde Pdvsa es una incógnita
Economía

El más reciente informe de la firma ODH indica que el ingreso de divisas de Pdvsa al Banco Central de Venezuela “es una incógnita”. Agrega que si bien el petróleo abrió el año con un precio promedio de 25 dólares por barril, la alta volatilidad de la cotización hace muy difícil predecir cuál será su valor este año.

Asegura, sin embargo, que la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA por sus siglas en inglés) proyecta que en 2016 el precio de los principales crudos del mundo estaría entre 38 dólares y 40 dólares por barril, lo que prevé que el crudo venezolano oscilaría entre 33 dólares y 35 dólares por barril. “Como se dijo previamente, con un precio del crudo venezolano de alrededor de 44 dólares, los aportes en divisas al BCV estarán cerca de 12 milllardos de dólares”.

La firma dice en el informe que con un precio de 35 dólares por barril, estos aportes estarían próximos a 10 millardos de dólares “No obstante, en 2016 los ingresos del BCV en divisas provenientes de Pdvsa dependerán del manejo que tenga la petrolera sobre sus ventas de crudo. Para incrementar el flujo de caja, Pdvsa podría renegociar los envíos de crudo a China, así como reducir o eliminar los despachos a Cuba. Esto le permitiría destinar más crudo a mercados como el europeo o a Estados Unidos, y así incrementar las ventas que mejoren el flujo de divisas”.

Explica que otra vía es que la petrolera renegocie sus deudas con proveedores internacionales dado el notable descenso del precio del petróleo, como lo hizo entre 2009 y 2010. Otra alternativa podría ser racionar o elevar el precio de la gasolina “en aras de reducir el consumo y disminuir las oportunidades de arbitraje que incentivan el contrabando”.

ODH también apunta que la caída de los precios del crudo genera fuertes incentivos al gobierno para llevar a cabo una devaluación del tipo de cambio oficial, y con esto obtener una mayor cantidad de bolívares por cada dólar que Pdvsa vende al BCV. “Sin embargo, una devaluación del tipo de cambio oficial impulsará –aún más– la inflación. Cabe añadir que en 2015, en palabras del presidente Maduro, más de 90% de las divisas se asignaron a un tipo de cambio de 6,30 bolívares por dólar. En cualquier caso, 2016 será un año complicado para el mercado cambiario”.

El reporte refiere que el año pasado se liquidó parte importante de los activos de la nación, lo que compromete la disponibilidad de divisas para 2016. “Además, en medio de una economía inmersa en una profunda recesión, la liquidez monetaria se ha acelerado notablemente en los últimos meses, lo cual perturba el mercado cambiario en detrimento de la estabilidad del bolívar”.

Liquidez en exceso. El informe de ODH menciona la explosión de liquidez monetaria, formada por billetes y monedas en circulación más depósitos bancarios, que ha repuntado marcadamente en estos años. “Entre enero de 2012 y diciembre de 2015 la liquidez monetaria creció 790%, mientras los ingresos en divisas disminuyeron notablemente, lo que incrementó considerablemente la cantidad de bolívares por cada dólar dentro de la economía”.

La firma apunta que la consecuencia ha sido la distorsión del balance entre la liquidez y las divisas en la economía, lo cual ha elevado la inestabilidad en el mercado cambiario. “En esta ocasión haremos una revisión del manejo de las divisas en 2015 y evaluar qué podría decirnos esto sobre el mercado cambiario venezolano en 2016”.

 

Fuente: B.V.A – El Nacional