Economía
La crisis de insumos y repuestos amenaza con apagar al sector aluminio
Economía

Casi desapercibido, el primer eslabón de la cadena de producción del aluminio en Venezuela se ha venido apagando. Y esta semana, la paralización total ha sido un riesgo a niveles insospechados.

Por: Correo del Caroní

Ninguno de los tres sindicatos de CVG Bauxilum, la pieza primaria en este sector, ha pronunciado palabra. Dos de corriente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y uno de oposición se mantienen en una mesa de negociación de contrato.

De Bauxilum dependenVenalum y Alcasa: dos empresas estatales reductoras de aluminio que, a su vez, alimentan a empresas transformadoras como Cabelum, productoras de conductores de electricidad, y demás transformadoras en el país.

No se trata de cualquier empresa. Se trata de fábricas de producción continua en las que cada minuto cuenta para mantener vivos los equipos de estos costosos procesos.

Solo en Venalum, donde el Gobierno decidió en 2009 desconectar un40 por ciento de las celdas de reducción para paliar la crisis eléctrica, la reconexión de celdas ha costado creces, llevando la empresa a un 26 por ciento de su capacidad instalada en apenas seis años.

Sin insumos ni flujo de caja

Al suroeste del estado Bolívar, en Pijiguaos, donde comienza la cadena de producción de aluminio, es como si 2016 no hubiese empezado. Los trabajos en la operadora de bauxita, Bauxilum, no han iniciado por deudas con proveedores y empresas de servicios.

Los trabajadores han exigido explicaciones sobre la paralización de todas las actividades de mantenimiento que debieron iniciar en enero, pero el silencio y calificaciones de despido para dos delegados de prevención ha sido la única respuesta de la gerencia.

En Matanzas, donde se refina la bauxita de Pijiguaos para convertirla en alúmina, la directiva celebra la reapertura del Pdval Obrero mientras se paraliza la producción de este insumo vital para la reducción de aluminio, su único objeto social.c ,

El exdirector laboral y dirigente del sindicato de profesionales, Wilfredo Flores, confirmó vía telefónica que el bajo inventario de cáustica ha obligado a la empresa a entrar en un barrido intermitente para alargar la vida de la empresa mientras concretan la compra de un  buque con este insumo.

“La idea es no dejar que se enfríe el proceso”, dijo Flores, quien estima que ese buque podría llegar en dos semanas si se garantiza la compra inmediata.

“La situación de insumos es crítica, si queremos garantizar la producción debemos inyectar dinero pronto para la compra de insumos, es lo más urgente”, comentó.

Aluminio

Infografía con datos del Ministerio de Industrias/ Oliver González 

Asociación estratégica

Las empresas del sector enfrentan doble contingencia. La eléctrica, que impide el aumento de producción, y la financiera que limita su operatividad.

Flores indicó que han solicitado recursos en dólares, pero reconoció que esa posibilidad, de parte del Ejecutivo, no es una opción viable por la caída de los precios del barril del petróleo y la emergencia financiera anunciada por el Ejecutivo.

De modo que la posibilidad en estudio, es un financiamiento privado. Flores descartó nuevas ventas a futuro como las que se firmaron con las transnacionales Glencore y Nobles Resource, pero sí una “alianza estratégica”.

“Eso obviamente pasa por la aprobación del alto Gobierno”, indicó el dirigente, militante del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Flores no dio detalles de los países y empresas que estarían interesados en esta alianza, pero aseveró que “Glencore estaría interesada en una especie de asociación estratégica”.

El presidente de la Central Bolivariana de Trabajadores Socialista en el estado Bolívar, Antonio Rivas, apuntó que la incorporación de dirigentes de Guayana, como el trabajador de Bauxilum, Ernesto Rivero, en el Consejo Económico Productivo representa una esperanza para hallar una solución a la contingencia.

La importación de alúmina para alimentar las celdas de Venalum está descartada, según Rivas, pues los costos son demasiado elevados ni la reductora tiene la infraestructura para recibir el producto.

En la reductora hermana, sin embargo, aunque el inventario de materia prima les permite mantener el margen de operatividad, la calidad de la alúmina está afectando el proceso, indicó el trabajador RommyBompart.

Venalum estaría recibiendo alúmina de muy baja calidad, con 30 por ciento menos de los aditivos que requiere.

Siga leyendo en Correo del Caroní