Economía
La eurozona recibe de Atenas petición tercer rescate y espera reformas
Economía

La eurozona ha recibido este miércoles de Atenas una nueva petición para un tercer rescate por tres años y está a la espera de que les envíe el programa de reformas que acompaña a esa asistencia y que debe de ser aprobado por los Jefes de Estado y de Gobierno para evitar la salida del socio griego del euro.

Finalmente, tras recibir un ultimátum de los otros dieciocho socios de la moneda única, el Gobierno del primer ministro Alexis Tsipras ha dado hoy un primer paso y enviado al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) su petición para un tercer programa de ayuda, confirmó a Efe su portavoz.

“El MEDE ha recibido la petición griega”, señaló el portavoz del fondo de rescate permanente respecto a esa demanda que llegó a la institución europea mientras Tsipras respondía en el pleno del Parlamento Europeo (PE) de Estrasburgo (Francia) a múltiples cuestiones de los eurodiputados sobre la crisis griega.

De “buen augurio para mañana” calificó el presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, la llegada de la petición griega a las instituciones.

Apenas dos horas antes Tusk había recordado a Tsipras en el debate de Estrasburgo que le quedaban “cuatro días” para encontrar un acuerdo sólido y creíble para la eurozona y para el resto de la Unión Europea (UE).

De momento no se conoce la cantidad de ayuda que solicita el Gobierno de Atenas, pero sí que se utilizará para afrontar las obligaciones de deuda y asegurar la estabilidad del sistema financiero.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó recientemente que un nuevo rescate para un periodo de tres años podría situarse en unos 70.000 millones de euros.

Grecia debe ya a sus acreedores internacionales unos 242.000 millones de euros, una cifra que incluye los préstamos de dos rescates anteriores que concedieron los países de la eurozona y el FMI, al igual que otros bonos en manos del Banco Central Europeo (BCE) y de otros bancos centrales de la eurozona.

La solicitud al MEDE ha llegado firmada por el nuevo ministro de Finanzas heleno, Euclidis Tsakalotos, y en ella promete aplicar reformas “a partir de la próxima semana”, además de afirmar que Atenas presentará mañana, a más tardar, una amplia lista de reformas para ser implementadas en las áreas de “sostenibilidad fiscal, estabilidad financiera y crecimiento económico a largo plazo”.

“Grecia se compromete a cumplir sus obligaciones financieras con todos sus acreedores de manera plena y a tiempo”, afirma la misiva.

Esta petición es el primer paso de los marcados por la eurozona a Grecia.

“El último plazo es ahora el domingo. Hay que estar preparado para lo peor y (tener preparado ese plan) es sólo una prueba de responsabilidad” de la CE, explicó hoy la portavoz comunitaria Mina Andreeva, que también afirmó que el organismo “trabaja en estrecha cooperación con las otras instituciones y con los demás estados miembros”.

La petición de Grecia se analiza hoy a nivel técnico en una teleconferencia del llamado Grupo de Trabajo del Euro, confirmó Michel Reijns, el portavoz del presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, en su cuenta oficial de Twitter.

Reijns también precisó que finalmente no se celebrará este miércoles una teleconferencia de los ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro como inicialmente estaba previsto.

Andreeva subrayó que “las propuestas de Grecia tendrán que ser remitidas como muy tarde el jueves a media noche para que las instituciones puedan empezar a analizarlas el viernes por la mañana”.

Atenas ha dirigido su petición formal al presidente del consejo de gobernadores del MEDE, el holandés Jeroen Dijsselbloem, como marca el Tratado constitutivo del fondo permanente de rescate, y él pedirá a la CE, en coordinación con el BCE, evaluar la situación.

Este es solo el primer paso de una etapa larga y en el que como primera medida estas dos instituciones analizarán si hay un riesgo para la estabilidad financiera de la zona del euro, así como la sostenibilidad de la deuda pública y las necesidades reales o potenciales de financiación de Grecia.

Una vez realizada esta primera evaluación y si se decide abrir de forma definitiva el proceso para un tercer rescate, la propuesta volverá al MEDE, que elaborará un memorándum de entendimiento con las condiciones que implicará la ayuda, es decir, las medidas que deberá adoptar Grecia a cambio del apoyo.

A continuación el Eurogrupo o los líderes comunitarios tendrán que dar su visto bueno y los parlamentos nacionales aprobar el programa antes de que el primer desembolso pueda hacerse efectivo.

Este sábado se celebra en Bruselas una nueva reunión extraordinaria del Eurogrupo y el domingo se reunirán los líderes del euro y de la UE en dos cumbres consecutivas.

 

Fuente: EFE