Economía
Medidas aumentarán inflación y no acabarán con el mercado negro
Economía

Las medidas económicas que anunció el presidente Nicolás Maduro no contribuyen a salir de la crisis que atraviesa el país: no le tuercen el brazo al dólar paralelo ni evitan que continúe el contrabando de extracción, lo único que generan a corto plazo es una mayor aceleración de la inflación, coincidieron economistas.

“Son medidas insuficientes, dada la magnitud de las crisis que hay. Entre los principales problemas está que se sigue culpando de la situación a una guerra económica y a la caída del precio del petróleo cuando Venezuela entró en recesión antes del desplome del crudo. No reconocer las causas de fondo dificulta tomar medidas”, afirmó Anabella Abadi, economista y miembro de ODH Grupo Consultor.

Lo único positivo de los anuncios del presidente, a juicio de Abadi, fue el aumento de 1.330% y 6.085% en los precios de la gasolina de 91 y 95 octanos, respectivamente. Sin embargo, la especialista aseguró que el aumento debió ser mayor. “Había tal rezago en el precio que el incremento sigue siendo insuficiente. Seguimos teniendo la gasolina más barata del mundo y eso evita que se acabe con el contrabando de extracción y que se desincentive el consumo interno en el que se gastan 700.000 barriles de petróleo por día”, indicó.

El economista y profesor universitario Luis Oliveros coincidió con Abadi. “En Colombia un litro de gasolina se vende entre 0,70 y 1 dólar. Lo que pasará ahora es que los contrabandistas ganarán menos, pero seguirán ganando. El aumento debió ser superior, el precio de la de 91 octanos sigue estando por debajo del costo de producción, que según Maduro, es de 1,87 bolívares por litro”.

Oliveros también cuestionó que los nuevos ingresos que recibirá el gobierno por el incremento del combustible no vayan a Pdvsa, sino a un fondo de misiones. “Además, se vuelve a dejar un precio de la gasolina fijo, cuando debió permitirse que se fuera moviendo en el tiempo. Esa es una falla grave, así como lo es seguir con los convenios de cooperación energética”, señaló.

El politólogo Michael Penfold también señaló que debió decirse cómo se iba a ajustar el precio de la gasolina en un ambiente inflacionario. “En uno o dos años el precio va a dejar de tener el impacto que Pdvsa necesita para financiarse y mantener sus niveles de importación y producción”, dijo en una entrevista radial.

Pedro Palma, economista y director de Ecoanalítica, sostuvo que el incremento traerá consigo un alza en el precio de diferentes productos. Agregó que la inflación también se acelerará por la devaluación de 59% en la tasa de cambio preferencial, que, a su juicio, debió ser superior. “Habrá un encarecimiento mayor a 55% en los productos que eran importados a 6,30 bolívares por dólar. Sin embargo, es una inflación a la que no se le podía escapar por todo el tiempo que tienen las distorsiones”.

Palma rechazó que se haya vuelto a crear un mercado complementario flotante, que, a su parecer, no va a ser fijado por la oferta y la demanda, sino por el gobierno. “Esta medida no le hace nada al dólar paralelo. Va a seguir existiendo un enorme diferencial entre las tasas oficiales y la libre. El BCV no va a dejar que la segunda tasa fluctúe como no dejó que lo hiciera en el Sicad II y en el Simadi”.

Salario diluido. Los economistas coincidieron en que el incremento del salario mínimo y de los tickets de alimentación ayudan a mitigar los efectos de la inflación del país, pero sostuvieron que no se resuelve nada si no se deja de imprimir dinero sin respaldo en reservas y si no se aumenta la producción.

“El aumento ayuda un poco, pero para nada compensa la pérdida del poder adquisitivo. No se pueden neutralizar los efectos nocivos de la inflación por la vía de aumentos compulsivos en los salarios”, dijo Palma. Recordó que el aumento de los salarios acelera la inflación, pues los patronos tendrán que trasladar el alza al precio de los productos que expenden.

Fuente: Maria Fernanda Sojo – EL Nacional