Economía
Mercado petrolero se mueve al vaivén por eventual recorte de la producción
Economía

El mercado del crudo se comenzó a mover al alza desde que el ministro ruso de Energía, Alexander Novak, comentara que Arabia Saudita había propuesto que los países productores recortaran el bombeo hasta en 5% para contener la incesante caída del valor del hidrocarburo, por lo que es el inicio de una semana decisiva para el petróleo.

De esta manera, tomó protagonismo la reunión solicitada a la Opep por parte de países como Venezuela para evaluar la situación del mercado, así como el esperado encuentro entre rusos y saudíes, principales protagonistas que negociarían una disminución en el bombeo de crudo

El ministro de Energía de Catar, Mohammed al-Sada, quien asumió la presidencia rotativa del cártel con sede en Viena, dejó en el aire que Organización de Países Exportadores de Petróleo “todavía está evaluando la necesidad de convocar a una reunión extraordinaria, solicitada ante el bloque petrolero”.

El crudo subió el jueves de la semana pasada, tras la eventual posibilidad de que se definiera un recorte en el mercado. El barril West Texas Intermedia (WTI), subió 2,85% y cerró en Nueva York en 33,44 dólares, tras una sesión en la que llegó a dispararse hasta en 8%, mientras que el crudo Brent avanzó 2,41 % y terminó en Londres en 33,89 dólares.

El viernes las cotizaciones también cerraron al alza, pero con menor intensidad. El barril WTI para marzo aumentó 40 centavos de dólar a $33,62 tras ganar unos tres dólares en las tres sesiones precedentes.

Y en el mercado de Londres, el barril de Brent para la misma fecha subió 85 centavos a $34,74 y acumuló un alza semanal de $2,5 .

Analistas sugieren que el mercado está ganando terreno en medio de una realidad ficticia, toda vez que la sobreoferta en el mercado aún permanece intacta, en torno a 2,4 millones de barriles por día.

Igualmente, los precios suben en un escenario donde las reservas físicas de petróleo se mantienen altas y en medio de países buscando elevar sus bombeos, y por una amenaza de inyección de mayores volúmenes de crudo por parte de Irán.

Ver para creer

A juicio del analista petrolero Rafael Quiroz Serrano la medida de recortar producción es la más acertada, pero considera que es de muy difícil concreción, debido a que en el seno de la Opep los intereses dividen criterios y posiciones, frente a la tradicional defensa de los precios y ahora de los mercados.

Explicó que los acuerdos que se toman en lo interno del bloque petrolero deben ser de absoluta unanimidad y consenso. “Si un país no está de acuerdo, no hay decisión”, señala el especialista.

Para Quiroz la medida de reducir volúmenes de crudo debió ser tomada por Arabia Saudita cuando el mercado dio las primeras señales de retroceso. El analista señala que la organización debió mantener su papel histórico de defensa de las cotizaciones.

“En los actuales momentos el esfuerzo debe ser compartido. Está claro que no es justo que los países de la Opep sean los únicos que sacrifiquen sus cuotas de mercado en medio de precios extremadamente deprimidos y de un exceso de suministros que rondan los 2,5 millones de barriles por día”, señala.

El especialista considera que la administración del presidente venezolano Nicolás Maduro ha estado en el camino correcto cuando ha insistido en que la única salida a la crisis de precios es a través de efectuar recortes de producción.

Mercado compartido

Ante la posibilidad de que las lutitas tomen nuevamente vuelo con un crudo que bien podría repuntar en torno a los 40 o 50 dólares el barril de retirarse el 5% de la producción, Rafael Quiroz considera que “es mejor compartir mercados con los Estados Unidos y mantener los precios por encima de 50 o 60 dólares el barril, a seguir intentando sacar el crudo de lutitas del camino a precios absolutamente inconvenientes para los países productores”.

Para el analista la posición “absolutamente irracional” de Arabia Saudita ha generado pérdidas importantes a las economías del bloque petrolero.

Con cifras en mano, señala que los saudíes han dejado de percibir desde noviembre de 2014 hasta ahora más de 80.000 millones de dólares por la caída de los precios.

“La Opep, incluyendo a la recién incorporada Indonesia, ha dejado de percibir un monto mayor a los 820.000 millones de dólares. Mientras que los países altamente desarrollados y consumidores de energía se han ahorrado cerca de 920.000 millones de dólares”, precisó.

Rafael Quiroz sostiene que además de Rusia, deberían estar interesados en sumarse a la medida, México, Noruega, Brasil, Omán y todos aquellos que les conviene un precio razonable.

 

Con Información de: El Mundo / Erika Hidalgo López .-