Economía
Paralizada producción de avena, salsa de tomate y compotas
Economía

El parque industrial en Carabobo trabaja a 40% de su capacidad instalada, dijo el presidente de Fedecámaras Carabobo, Damiano Del Vescovo. “La angustia crece cada día porque los inventarios de materia prima están críticos y lo que se está distribuyendo es lo que hay en stock”.

Añadió que es preocupante que el Ejecutivo afirme que no reconocerá la deuda de 14 millardos de dólares del sector privado, cuando fue el mismo gobierno el que autorizó el uso de las divisas para esas compras en el exterior.

Señaló que en Carabobo hay plantas que fabrican alimentos, no solo para consumo humano sino también animal, con líneas de producción paralizadas. Trabajadores y voceros sindicales coincidieron con Del Vescovo. Indicaron que las plantas de alimentos atraviesan una situación complicada debido a la falta de materia prima o insumos como empaques y etiquetas, que se traen del exterior.

Esnardo Castillo, secretario general del sindicato de la planta Cereales de Polar, declaró que desde el 14 de diciembre pasado están paradas las 2 líneas de avena Quaker en hojuelas y en polvo, debido a la falta de avena en grano que adquieren en Chile. “Se han dejado de producir 3.522 toneladas de avena en este lapso”.

En la misma planta sigue detenida una parte de la producción de gelatina por falta de sabores cítricos. Acaban de reanudar algunas operaciones luego de un mes de parálisis porque no había empaques.

Desde diciembre de 2015 no producen salsa de tomate kétchup en la planta de Salsas y Untables de Polar en la zona industrial de Valencia porque la falta de tomate importado, aseguraron trabajadores.

En la planta de Heinz, situada en San Joaquín, continúan detenidas desde hace un mes las líneas que elaboran colados o compotas en frascos de vidrio por falta de etiquetas, dijo Hernán García, miembro del sindicato. Agregó que tampoco están fabricando salsa de tomate kétchup de galón ni las individuales en sobres pequeños.

En la planta de Cervecería Polar, en San Joaquín, hay materia prima para producir hasta finales de marzo o comienzos de abril. Después no habría malta ni cervezas para abastecer el mercado nacional, informó el secretario general del sindicato de la planta, Arquimides Sequera.

En la planta de Super S, en Valencia, se está produciendo muy poco alimento para animales. Sergio López, secretario general del sindicato, calcula que la producción no supera 30% de la capacidad instalada.

Caída de importaciones. Del Vescovo destacó que la situación en el terminal marítimo de Puerto Cabello es alarmante. “En lo que va de año se ha registrado una merma en la atención de buques de más de 45%. En su mayoría han llegado productos a granel, importados directamente por CASA, estatal. En los muelles hay alrededor de cuatro barcos atracados y en bahía dos o tres esperando”, indicó.

Refirió que las importaciones per cápita en 2012 se ubicaban en 2.900 dólares, en 2015 la cifra bajó a 1.200 dólares, y según el presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, van a decrecer este año 40%, lo que equivale a 750 dólares por persona.

El Dato
El miércoles pasado arribaron a Venezuela 50.000 toneladas de trigo para abastecer al sector panadero del país, informó el ministro de Alimentación, Rodolfo Marco Torres, en su cuenta de Twitter. De acuerdo con AVN, el rubro llegó en seis buques, tres que fueron contratados por el gobierno y tres por el sector privado. Marco Torres indicó que el miércoles también mantuvo una reunión con representantes de Fevipan y empresas procesadoras como Monaca, Calsa de Venezuela, Bimbo y Roxalex.

 

Fuente: Tibisay Romero – EL Nacional