Economía
¿Por qué el dólar paralelo aumenta de forma abrupta?
Economía

La crisis económica de Venezuela preocupa sin duda a los especialistas en el área. Este jueves la Doctora Sary Levy,economista y docente de la Universidad Central de Venezuela explicó que el abrupto incremento del precio del dólar paralelo se debe a variables económicas que están conectadas entre sí.

Escrito por Ingrid Méndez Lárez – El Impulso

En entrevista con el programa Conexión 750 que conduce María Alejandra Trujillo y que transmite Radio Caracas Radio, la especialista en Economía señaló que si el aparato productivo no se pone en funcionamiento no hay ofertas qué ofrecerle al consumidor, y por ende los precios de los productos  se disparan, aunado al envilecimiento  o depreciación de la  moneda que genera que las personas quieran  deshacerse de los bolívares y tratar de protegerse con el dólar.

Dijo que la suspensión de una subasta para el nuevo sistema de adquisición de divisas, que entró en vigencia en febrero, es otro factor que influye en el incremento del dólar no oficial, que la última semana alcanzó, al menos, el 27% de aumento con respecto a la semana anterior y se ubicó la noche de este jueves en 281, 05 bolívares por dólar.

Levy aseguró que hasta que no haya conciencia que el modelo socialista no funcionó,  no se logrará revertir el proceso negativo de los últimos años,  a pesar de que el modelo se le ofrece espacios para cumplir lo que se plantea, “pero aquí ya no hay más promesas y las población sabe lo que estamos viviendo”.

La economista fue enfática en señalar que hay aspectos políticos y sociales que se suman y se vislumbra escenarios más delicados.  ”El deterioro económico es profundo y que a pesar de la última modificación del sistema cambiario, las expectativas son negativas y se evidencia en este tipo de cambios que hoy supera los 180 bolívares en el SIMADI, mientras que el paralelo alcanza los 200 Bs”.

Levy considera que el Gobierno de Maduro no cuenta con los suficientes dólares para cubrir las importaciones  y que no se atenderán las necesidades de la población desde el punto de vista de bienes y servicios. “Si no hay producción no tengo cómo importar y suben los precios que de lo poco que hay”, dijo.

Para la especialista, la salida es romper el sesgo importador, y poner a producir el aparato productivo nacional paralziado desde hace varios años, además se debe dejar la persecución del sector privado y rescatar el estado de derecho que permita reglas claras a los inversionistas.

Fuente: El Impulso