Economía
Requieren 100 mil hectáreas urbanizadas para viviendas
Economía

El déficit habitacional para este año 2015, se estima en 3 millones de unidades.

 

Si se toma en consideración que en 2011, el censo reflejaba que el déficit era de 2 millones 736 mil, para una población total de 28 millones 946 mil 102, es decir 1 millón 275 mil 291 venezolanos menos que hoy día; y la cifra oficial de viviendas construidas contabilizan 700 mil en los últimos cuatro años, hay una disparidad que parece dar al traste con los esfuerzos de lograr que la cantidad de techos responda a las necesidades de los ciudadanos.

 

La meta de construcción en el marco de la Gran Misión Vivienda -entre 2012 y 2019- se planteó en 3 millones de viviendas, proyección que parece estar desacelerándose.

 

Tomando en consideración el reporte oficial que avala Gerson Hernández, presidente de la Cámara Bolivariana de la Construcción, el 61% de las soluciones habitacionales han sido construidas por el Poder Popular, Ministerio de Hábitat y Vivienda y los órganos públicos y privados vinculados a la actual gestión gubernamental, lo que resta, el 39%, es producto del sector privado.

 

La Cámara Inmobiliaria de Venezuela, considera que un aspecto crucial para combatir la opacidad de información y los problemas que conlleva respecto a la realidad de la situación, es sincerar cifras. En tal sentido, Aquiles Martini Pietri observa que no se apega a la “verdad verdadera” afirmar que la GMVV sea la hacedora de las 7 centenas de viviendas que se presentan como obra de la Misión. Puntualiza que dos tercios de los inmuebles son infraestructuras prefabricadas o viviendas mejoradas a través de la Gran Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor, parte de los sistemas integrales del hábitat. Es decir, que construidas como tal podría contabilizarse un aproximado de 220 mil.

 

En 2011 se registró, en el marco de la Misión Vivienda, la construcción de 146 mil, en 2012 200 mil; 201 mil en 2013; y entre este año y el 2014 una caída a 126 mil, 75.000 viviendas menos, lo que representa una contracción de 37%.

 

Martini Pietri dice que esta situación pone en evidencia que de no enmendar los problemas en la producción, distribución y comercialización de materias primas y materiales para alimentar el sector y fortalecer el avance de la producción, la contracción podría agudizarse este año.

 

400 no, 600 mil

 

En la Cámara Bolivariana de la Construcción se respira, en cambio, optimismo. Desde el 26 y hasta el 29 de marzo, Gerson Hernández participará en la Reunión Anual de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo, que tendrá lugar en Busan (Corea del Sur) en la que participarán empresarios nacionales.

 

Espera que en ese marco se refrende la aprobación de entre U$ 1.740 y 6.000 millones, además de nuevas tecnologías para la construcción. Sostiene que podrían estar en capacidad de construir 200 mil viviendas más de las proyectadas en la GMVV, lo que elevaría a 600 mil el número de nuevas soluciones habitacionales.

 

Pero para ello “se requieren 100.000 hectáreas de terrenos urbanizados para poder construir las 400.000 viviendas que se han presupuestado”, desliza Martini.

 

“Caracas cuenta con 18.000 hectáreas de tierras urbanizadas, es decir, tendrían que disponer de un territorio equivalente a 5 veces la ciudad para construir, con las condiciones adecuadas de habitabilidad, las infraestructuras previstas”, apunta.

 

Para construir 400.000 viviendas este año, deberían haber entregado para marzo 100 mil, y la misma cantidad cada 3 meses. Estima que aspectos que se colocan al margen de las consideraciones para el análisis, harían inviable el cumplimiento de las proyecciones previstas y ratificadas por el gobierno.

 

 

Con información de: EL Universal IA