Economía
Se viene la segunda parte del escándalo “Panamá Papers”
Economía

La firma de abogados Mossack Fonseca se anticipó rechazando el nuevo capítulo de la investigación periodística que se publicará el 9 de mayo y que involucra a más de 200.000 empresas offshore.

Aunque el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés) ya había anunciado que el próximo lunes 9 de mayo publicará la información completa de más de 200.000 empresas offshore, donde se revelarán más nombres y detalles de cómo dichas compañías habrían utilizado a Panamá como paraíso fiscal, la firma de abogados Mossack Fonseca, principal involucrada en el caso, ya pegó el grito al cielo.

A través de un comunicado, en el que dejan datos de contacto y correos electrónicos de su oficina de comunicaciones, rechazan lo que llaman “estigmatización a sus clientes” y dicen que los datos obtenidos por la organización de periodistas se lograron a través de “un ingreso criminal a nuestros servidores informáticos”.

Es de recordar, que en la primera parte de la investigación la organización de periodistas entregó información a Connectas en Colombia quien a su vez hizo alianza con El Espectador, para revelar los detalles de los colombianos que tenían o tienen empresas en Panamá y de las cuales se desconocía que existían.

Por eso, el comunicado de la firma de abogados es un mensaje directo al país: “Nuevamente la ICIJ pone en riesgo la seguridad, integridad y buen nombre de nuestros clientes, quienes utilizan de forma legal un vehículo jurídico internacional, dentro del marco de la normatividad colombiana existente. El manejo que este consorcio de periodistas le da a la información, estigmatiza como criminales a quienes por razones totalmente legítimas, deciden acceder a los servicios de firmas como la nuestra”.

Dicho comunicado sale a flote justo cuando el Gobierno colombiano se reúne este jueves con el de Panamá, con el fin de cerrar el acuerdo de intercambio de información financiera entre los dos países y conocer así los documentos de empresas y personas que han utilizado ese país como paraíso fiscal para evadir los impuestos en Colombia.

“La negociación entre los dos países debe terminar rápido para normalizar relacionales fiscales”, dijo el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, antes de subirse al avión rumbo al Palacio de Las Garzas.

Y reafirmó la importancia del encuentro: “Es una reunión fundamental, que ya sube al nivel político de ministros, donde el interés de Colombia es obtener información de parte de Panamá, para que nosotros podamos saber qué tienen los colombianos allá y con eso, se paguen impuestos acá”.

En todo caso, la firma de abogados Mossack Fonseca ya se anticipó a la desclasificación de los miles de documentos que se conocerán el 9 de mayo a la 1 de la tarde (hora colombiana) y, porque no, a la decisión que tomen los dos países en el tema de intercambio de información. Por eso concluye: “Reiteramos que el hecho de tener una entidad offshore no constituye un delito en Colombia ni en el resto de países del mundo donde está es una actividad completamente regulada”.

elespectador.com