Economía
Sector de alimentos y salud sin divisas para cubrir demanda en Venezuela
Economía

En un intento por estirar las divisas que ingresaron a Venezuela como producto de la venta de petróleo, el Gobierno de Nicolás Maduro en 2015 optó por recortar drásticamente las dólares a cotización oficial que se asignan al sector privado para las importaciones, afectado incluso las más esenciales para la población.

Por: Angie Contreras C / diariolasamericas.com

El Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencex), ente gubernamental encargado de administrar las divisas en Venezuela, redujo la asignación de dólares al sector de alimentos en 65% en 12 meses. Un informe de la Gerencia de Estadísticas y Análisis Estratégico de ese organismo, reveló que entre enero y julio de 2015 se liquidaron 992 millones de dólares mientras que en igual lapso de 2014 se destinaron 2.843 millones de dólares para las importaciones de insumos y materias primas para la producción de alimentos.

El informe destaca que en todo 2015, Cencoex asignó 1.252 millones de dólares al sector de alimentos, al tipo de cambio preferencial de Bs 6,30 por dólar. Este monto es 55,9% menos de las divisas entregadas entre enero y julio del año previo.

A la empresa Alimentos Polar Comercial, principal productor de alimentos en Venezuela, Cencoex le liquidó poco más de 11 millones de dólares durante todo 2015. Por su parte, Cargill de Venezuela, otro importante grupo procesador de alimentos en el país, recibió 116 millones de dólares en el mismo período. El grueso de las divisas fueron adjudicadas al sector avícola para la importación de materias primas necesarias para la producción de Alimentos Balanceados para Animales (ABA).

Los montos liquidados por el órgano rector en materia de divisas fueron insuficientes para atender las necesidades reales de las industrias que producen y procesan los alimentos que consumen la población. El rezago en la asignación de dólares obligó a las empresas a administrar sus inventarios, lo cual tuvo impacto en los niveles de producción.

Siga leyendo en diariolasamericas.com