Economía
Silva Calderón: “Dejar actuar al mercado es una irracionalidad”
Economía

Aunque parezca un lugar común, como verdaderamente “compleja” describe el experto petrolero, ex ministro de Energía y Minas y exsecretario de la OPEP, Álvaro Silva Calderón, la situación de volatilidad de los precios que experimenta el mercado petrolero mundial.

Explicó que los movimientos de precios que comenzaron desde los años 70, no tienen hoy una razón suficientemente firme, pues hay una gama de explicaciones para la “severa caída”, que según su opinión, parte de la “financiarización del crudo”, cuyos precios se determinan desde operaciones bursátiles “incontrolables”.

“Esos mercados de especulación están en el corazón del problema. Es una situación artificiosa, maniobrable por actores que no son vendedores o compradores de petróleo y está teniendo un peso inmenso. Lo que en ellos se transa es hasta 20 veces el volumen real de petróleo que se maneja en el mundo a través de operaciones resistentes a controles gubernamentales”, dijo.

Así, estima que hay que ponerle atención y evaluar cómo establecer mejores controles.

Al ser consultado sobre si la OPEP ha tardado en reaccionar o es parte de una estrategia, contraria a sus propósitos, Silva Calderón señaló que la organización argumenta que la situación la va a arreglar el mercado, pero contrario a eso, él considera que debe estar presente, tome o no una decisión. “Tiene que estar activa”, dijo.

LLamado a la racionalidad

El experto petrolero ve viable la propuesta de Venezuela de convocar una cumbre de jefes de Estado que ahora está bajo consulta por parte de Qatar

“Ese es un trabajo exploratorio y quizás no hay mucho beneplácito político, pero siempre ha sido así desde su creación. Arabia Saudita y Rusia no lo ven necesario, pero aún así hay que insistir y llamar a la racionalidad. Hay un problema y la OPEP fue creada para eso, para buscar la estabilidad del mercado”, indicó.

Ante el escenario del fracaso del consenso que ponga en peligro el suministro y la unidad de la OPEP, Silva Calderón sostuvo “no creo. Soy un creyente en la organización nacida dentro de un marco de dificultades, de un ambiente inhóspito. Fue una ingenuidad, nadie daba un centavo por ella y en medio hasta de guerras, ha asumido su rol catalizador y el mercado ha reaccionado. Dejar que el mercado actúe es realmente una irracionalidad”, aseveró.

No nació para morir

Silva Calderón no comparte aquello que sea nula la influencia de la OPEP en el mercado.

“No comparto eso. Son países con gigantescas potencialidades. Las tres cuartas partes de las reservas probadas del mundo las tiene la OPEP, 1,2 billones de barriles. Luego, la actuación que ha tenido hasta ahora, aunque son países con diferencias, pero coinciden en la atención energética del mundo y sus consecuencias sobre la humanidad. La organización tiene vocación permanente, no nació para disolverse. La razón me dice que debe permanecer”.

Para el exsecretario de la OPEP, un precio razonable de los precios mundiales debe establecerse según parámetros como costos, eficiencia de la producción y requerimientos de los países. “Hay que aproximarse a una cifra que, aunque no representa lo mismo para todos, sea un precio adecuado. Una banda puede servir de orientación al mercado, adaptada a los parámetros de cada país. Hay que tomar el arma de la fijación, no dejarlo al mercado, pues el mercado puede ser muy cruel”.

Sobre un cálculo racional para el barril de crudo en el Presupuesto Nacional de 2016, dijo que habría que esperar cómo cierra el promedio en 2015.

“Ahora está por 48 dólares el barril y el puntual anda por debajo de 40 dólares tomando en cuenta que la cesta venezolana es productos y crudo, y hay que tomar en cuenta el consumo interno y el problema del contrabando”, subrayó.

En orden de magnitud, el experto alertó que el contrabando de gasolina se ha tornado en un problema “gravísimo” para el país. “Un chorro de nuestro combustible” se va por esa vía y hay que pararlo, agregó.

 

 

Con Información de:El Universal  Maria del Valle Fernandez